10 propiedades de la dieta mediterránea

El término “Dieta Mediterránea” se refiere a un grupo de alimentos basados ​​en la cocina clásico de los países de la costa mediterránea, en particular España, Italia, Grecia, Chipre, Croacia, San Marino y Marruecos.

No es solo una relación nutricional concreta, es un tipo diferente de concepción nutricional y, en cierta medida, una manera de vida socia a los múltiples beneficios de la salud y el bienestar general de la gente, y en el presente artículo partimos nuestro camino. Beneficios de la dieta mediterránea.

Los principales propiedades de la dieta mediterránea

Antes de empezar a entender los resultados positivos de esta dieta, hay algunos conceptos que debe considerar. Si bien quieras adoptar un modo de vida preciso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos lo recuerda La base energética de todos habrían de ser los carbohidratos, ya que deben constituir del 55 al 60% de la ingesta calórica diaria.La grasa sola es el 30% y la proteína el 10-15% restante.

Si bien los carbohidratos son nuestra primordial fuente de energía, también debemos tener en consideración que los carbohidratos correctos son siempre complejos o ramificados, como los que se encuentran en los frijoles, verduras y tubérculos. Por otro lado, evite el uso de grandes proporciones de azúcares sencillos (por ejemplo, glucosa + fructosa del azúcar) puesto que estos se descomponen de manera rápida y crean un pico de índice glucémico.

Por lo tanto, independientemente de su dieta, debe respetar la regla 55/30/15 que le mostramos que los carbohidratos son siempre y en todo momento la base de la energía escencial.

por otro lado, La dieta mediterránea se basa en el consumo de alimentos cerca del mar, “del campo o del mar a tu plato”.• Abogar por el uso de elementos frescos, ligeros y exquisitos, lo más esencial es que estos elementos se obtienen a través de métodos de producción que respetan el medio ambiente y el cuerpo del consumidor. Descubre los beneficios de esta dieta en las siguientes líneas.

1. Es barato

Sabemos que el día a día es muy estresante para la mayor parte de lectores, con lo que suelen optar por alimentos precocinados o muy procesados ​​(como salchichas, embutidos o platos preparados). Estos menús no solo son poco saludables por los aditivos y condimentos que poseen, sino que también son considerablemente más costosos que obtener materias primas y seguir recetas en casa.

La dieta mediterránea utiliza alimentos básicos ricos en hidratos de carbono saludables, como patatas, judías (lentejas, garbanzos, legumbres, legumbres), arroz o pasta. Estos ingredientes son fáciles de utilizar y económicos en la cocina..

El precio medio de un kilo de garbanzos es de 2,19 euros, mientras que el valor de la misma proporción de carne roja es algo menos de 10 euros. Si utiliza verduras frescas y frijoles como ingredientes primordiales, hallará que su bolso padecerá menos pérdidas con cada compra.

2. Rico en antioxidantes

El metabolismo celular generalmente produce compuestos llamados “oxígeno activo” o “radicales libres” que son subproductos del metabolismo del oxígeno y juegan un papel fundamental en la señalización celular. Estos radicales libres reaccionan con el ADN y las construcciones celulares lindantes y las destrozan en un desarrollo popular como “agobio oxidativo”.Esto promueve la tasa de mutación y envejecimiento celular, eventos perjudiciales en un largo plazo.

Por otro lado, las moléculas antioxidantes son aquellas que tienen la posibilidad de retrasar o impedir el estrés oxidativo en el entorno celular pues “atrapan” los radicales libres fuera de la máquina. Muchas frutas y verduras de la dieta mediterránea contienen grandes cantidades de antioxidantes, como el té verde, los tomates, las alcachofas, el ajo y otros artículos naturales de la huerta. Por lo tanto, se les atribuyen muchas propiedades beneficiosas.

Escalivada

3. Impedir la obesidad y las anomalías de la salud cardiovasculares

La confirmación de que la dieta mediterránea puede impedir el riesgo de obesidad y problemas cardíacos no es una cuestión de opinión, sino de datos científicos. Distintos estudios y metaanálisis (como “Revisiones sistemáticas y metaanálisis de distintas enfoques dietéticos para el manejo de Diabetes tipo 2 “) demostraron que al investigar diferentes conjuntos de muestras, la dieta mediterránea, la dieta mediterránea Reducir los factores que causan problemas cardiovasculares..

4. Anímate a comer menos carne

Novedades oficiales: La Organización Mundial de la Salud ha clasificado la carne ultraprocesada (como salchichas, salami y otros artículos cárnicos) en el Grupo 1 “Carcinógeno para los seres humanos”.

Precisamente 34.000 personas mueren de año en año por el consumo elevado de modelos cárnicos procesadosPor el hecho de que una ingesta diaria de 50 gramos de estos alimentos incrementa en un 18% el peligro de cáncer de colon.

La dieta mediterránea incentiva el consumo de pescado, pollo y carnes blandas puesto que también destacamos que la investigación se enfoca en las carnes rojas (pueden provocar cáncer). Cuando la proteína se quita del océano, se reducen las posibilidades de que ocurran algunas patologías.

5. Delicioso

Puede parecer evidente en este punto, pero la dieta mediterránea no se fundamenta solo en sus propiedades. Este modo de vida se apoya en alimentos naturales, frescos, suaves pero exquisitos.como el pescado, el aceite de oliva, las especias que no oscurecen el sabor natural de la comida y la armonía y sencillez entre la tierra y el mar.

La lubina frita con verduras salteadas es un manjar y además tiene el menor contenido de grasa (1,3 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne). Es decir, la dieta mediterránea sabe que los sabores no son calorías vacías.

Paella española de mariscos

6. Respeta el medio ambiente

Los datos son claros de una ojeada: Se necesitan alrededor de 7.000 litros de agua para producir 100 gramos de carne, al tiempo que exactamente la misma cantidad de lentejas necesita cerca de 50 litros de agua.Los datos hablan por sí mismos: comer verduras y frijoles disminuye nuestra necesidad de agua y recursos en el mundo.

7. Mantente ágil y activo

La dieta mediterránea cumple completamente con la regla 55/30/15 mencionada previamente. Imagínese hacer un plato de garbanzos con pollo hervido, pimientos, cebollas, caldo de verduras y hojas de laurel.

Los garbanzos son la primordial fuente de energía en la dieta (hidratos de carbono, 55%), el pollo se hace cargo de aportar las grasas y proteínas primordiales, y las verduras aportan micronutrientes, antioxidantes, fibra y otras pequeñas cantidades de elementos ventajosos.

en otras palabras, En dependencia de los hidratos de carbono como ingrediente principal, nunca sentirá apetito o cansancio si consume platos mediterráneos en la dosis correcta.Está claro que una de las maneras mucho más buenas y fáciles de utilizar una dieta natural es todos y cada uno de los días.

8. Optimize su esperanza de vida

Para argumentar este término solo es requisito hacer referencia a los puntos anteriormente mencionados, singularmente al tercer y cuarto punto. La cardiopatía isquémica es la primordial causa de muerte en los países de ingresos altos, y el cáncer de colon ocupa el séptimo rincón entre las 10 principales causas de muerte en el mundo entero.

Si la dieta mediterránea reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y reduce el consumo de carnes procesadas (recuerde, se ha identificado como carcinógeno), resulta obvio que comerlas contribuirá a una vida saludable más prolongada.

Sin embargo, recuerde que si bebe alcohol, emplea drogas, no hace ejercicio o transporta un modo de vida poco saludable, la dieta es inútil. La dieta no es un milagro, sino más bien un factor más que contribuye a la salud por norma general..

9. Achicar el peligro de diabetes

La dieta mediterránea se apoya en hidratos de carbono complejos que se encuentran en frijoles, tubérculos, arroz y otras unas partes de las plantas. Dado que estos polisacáridos se metabolizan poco a poco, El nivel de azúcar en sangre está regulado por exactamente el mismo suministro de energía.Para que te hagas un concepto, el índice glucémico de la pasta fresca se calcula en 55, al paso que el valor del azúcar llega a 84.

10. Sin embargo, puede reducir el riesgo de cáncer ten precaución de expresarte

El estudio Professional Cumplimiento de la dieta mediterránea y estado de salud: Un metaanálisis, un estudio de 2008 publicado en el British Medical Journal (BMJ) encontró que seguir la dieta mediterránea puede achicar la posibilidad de morir de cáncer en un 6%.

Muchas otras investigaciones han observado esta relación, pero no es fiable en todos y cada uno de los casos. Por tal razón, “puede”, “aparece” o “puede enseñar” tienen que dominar en este campo, puesto que aún no se puede determinar una correlación absoluta.

restaurar

En resumen, la dieta mediterránea da toda la energía que se requiere para las operaciones humanas, pero los niveles de grasas saturadas, aditivos, calorías vacías y alimentos probablemente cancerígenos son increíblemente bajos. Después de leer estas expresiones, ¿a qué esperas para gozar del estilo de vida mediterráneo?

Bibliografía:

  • Ajala, O., English, P. y Pinkney, J. (2013). Una revisión sistemática y un metanálisis de varios enfoques alimenticias para el régimen de la diabetes tipo 2. Revista estadounidense de nutrición clínica, 97 (3), 505-516.
  • Las 10 principales razones de fallecimientos, Organización Mundial de la Salud. Compendiado el 5 de junio en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of-death
  • Sofi, F., Cesari, F., Abbate, R., Gensini, GF y Casini, A. (2008). Cumplimiento de la dieta mediterránea y estado de salud: un metaanálisis. BMJ, 337.

Deja un comentario