8 consejos para sostener un cerebro sano

Varios estudios señalan a que lo que es bueno para el corazón también lo es para un cerebro sano. Por ello, llevar una vida saludable y eludir el sedentarismo y los excesos puede achicar el peligro de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. En el presente artículo enseñamos 8 aspectos clave para mantener una aceptable salud cerebral.

¿Qué podemos realizar para mantener nuestro cerebro sano?

Sabemos que hay algunas prácticas saludables que tienen la posibilidad de asistirnos a proteger nuestro entendimiento:

  1. Prosigue una dieta mediterránea.
  2. Controla la hipertensión
  3. Deja el tabaco
  4. Vigila la obesidad, el colesterol y la diabetes
  5. Haz ejercicio moderado todos y cada uno de los días
  6. Cuida tu bienestar sensible
  7. Mantén la actividad intelectual
  8. Cultiva las relaciones

1. Sigue una dieta mediterránea

Cada vez son mucho más los especialistas que aconsejan adoptar la dieta mediterránea como modelo de nutrición saludable. De esta manera, son fundamentales alimentos como el aceite de oliva virgen plus, los vegetales, las frutas, los pescados, los huevos y los cereales. Hay que eludir en la medida lo posible la sal, las grasas de procedencia animal, el azúcar y los alimentos precocinados. 

2. Controla la hipertensión

Es conveniente mantener la hipertensión bajo control médico y realizar controles periódicos de la tensión arterial, en especial si es elevada, y aunque se esté controlando con tratamiento.  

3. Abandona el tabaco

Uno de los factores que debemos evitar para sostener un cerebro sano es el tabaquismo. Eliminar este hábito de nuestra vida es muy aconsejable para prevenir numerosas patologías. 

4. Observa la obesidad, el colesterol y la diabetes

Para ello es conveniente proseguir una dieta balanceada y realizar las revisiones médicas pertinentes.

5. Haz ejercicio moderado todos y cada uno de los días

Es suficiente con adoptar una rutina de ejercicio simple todos los días, como por servirnos de un ejemplo, salir a caminar a ritmo rápido durante 30 minutos, ir al gimnasio, practicar algún deporte o realizar una tabla de ejercicios en el parque. Si tu ritmo de vida te obliga a ir arriba y abajo, puedes llevarlo a cabo caminando y aprovechar estos desplazamientos para invertir en tu salud. Las tareas del hogar, el bricolaje, bailar o jugar con los pequeños asimismo suman para acumular tiempo de actividad física diaria.

6. Cuida tu confort emocional

El bienestar sensible es primordial para tener una vida tranquila y lo mucho más equilibrada posible. Al tiempo, es conveniente tratar las depresiones de forma adecuada y llevar el control médico y psicológico que sean necesarios. 

7. Mantén la actividad intelectual

Una alta reserva cognitiva puede ser una buena aliada para mantener un cerebro sano y resistir las afectaciones que el Alzheimer puede producir. Para esto es esencial sostener estimulada nuestra mente con ocupaciones que nos supongan pequeños desafíos.

Entre las ocupaciones más reconocidas es la lectura. Asimismo son muy recomendables el ajedrez y los juegos familiares, en tanto que varios de ellos necesitan habilidades de cálculo, de memoria reciente y de aptitud de previsión. Todo cuanto implique aprender y conseguir nuevos entendimientos también favorecerá nuestra actividad cognitiva, sea tomar clases de cocina o la educación de un idioma o instrumento musical.

8. Cultiva las relaciones

Otra parte fundamental para la salud cerebral tiene que ver con las relaciones sociales. Es necesario salir de casa y mantenerse activo socialmente. Dialogar con gente y estar cada día asiste para tener un cerebro joven. Hemos de procurar pasar tiempo con nuestros seres queridos y sostener el contacto y la relación con amigos y vecinos. Participar en asociaciones, clubs o realizar un voluntariado puede ayudar también a detallar novedosas relaciones. 

Deja un comentario