Acepta el paso del tiempo, soporta la vejez y vive una vida plena

Rendirte a ti mismo significa no aceptarte a ti. Tampoco está ofuscado con sostenerse joven. En la región inferior, las dos situaciones asumen ataque y rechazo. En el periodo de madurez, una etapa esencial, un cierto anhelo por el pasado, nuestro pasado y nuestros sentimientos es un estado habitual. Aquí viene el inconveniente Si el correr del tiempo se nota por su ausencia, Entonces comenzamos a pensar en lo que podemos y no podemos hacer, o en lo que podíamos hacer antes pero no tenemos la posibilidad de realizar ahora.

La madurez trae duelos entre el pasado y el futuro, Ábrete a novedosas vivenciasViene de lo que somos ahora, no de ideales jóvenes. Podemos continuar disfrutando y viviendo una vida plena.

Al estimar la etapa crítica Los cambios en el cuerpo tienen la posibilidad de ocasionar malestar e insatisfacción, La juventud siempre se da como ejemplo. Preste atención a esta etapa evolutiva como ejemplo de la mayor vulnerabilidad, tenga cuidado y esté atento para eludir inconvenientes psicológicos como la anorexia y la bulimia.

Preste atención a la apariencia en el momento en que esté maduro.

Podemos meditar en la madurez como el estado de desarrollo hacia la plenitud. En humanos, se suele deducir entre los 40 y los 60 años de edad.

Con el tiempo, se muestran cambios fisiológicos que no siempre son naturales. Hay un dicho que dice que conforme la gente envejecen, menos atención prestan a la apariencia. Eso no es verdad. Hay una creciente prueba de que el correr del tiempo solo y de manera apartada no afecta la satisfacción física. No obstante, lo que sucede es que las mujeres de todas y cada una de las edades tienden a ser menos perceptivas de la imagen corporal y la satisfacción corporal está estrechamente relacionada con la satisfacción con la vida.

La imagen corporal es la percepción que cada persona tiene de su cuerpo, que es muy subjetiva. La satisfacción corporal es la variable clave en la autovaloración, Está poderosamente bajo la influencia por las presiones sociales y, transcurrido un tiempo, las presiones sociales asimismo cambian mucho.

Si lo miras, la mayor parte de los avisos en los avisos son sobre modelos jóvenes y delgadas (en su mayoría con bajo peso). Parece que no hay personas mayores de 40 años. No representa madurez, esto quiere decir liberarse de la hermosura omnipresente y los especiales estéticos donde la juventud y la belleza se destacan y se vuelven universales.

Sobre el tema de los artículos a juego

¿Y si te maquillas en el espejo?

¿Y si rechazamos nuestro cuerpo?

El cuerpo no es cosa de otros, somos el cuerpo y la aceptación de nuestra parte física es la aceptación de nosotros, tras todo, este es nuestro hogar, nuestro acompañamiento y nuestra estructura. Su negativa es una negativa para la mayoría de nosotros.

Esta falta de representatividad nos transporta a pensar que no nos adaptamos a este modelo normativo. Tras los 40, puedes mirarte al espéculo y sentir que no tienes nada que ver con estas jóvenes y preciosas modelos. Nos observamos y encontramos senos caídos, estrías, cicatrices, deficiencias, arrugas … Sentimos que no nos gustamos y nos diferenciamos poco a poco más de las bellas modelos que nos rodean.

No sobresaliente Puede verse como una falta de valor social De ahí la carencia de valentía personal. Si añadimos fragilidad, maduraremos en inconvenientes de autovaloración y autoconceptos muy negativos.

Sería mejor hablar mucho más sobre el atractivo que pueden aportar la sabiduría de la edad y la experiencia de la vida.

Desafortunadamente, cualquier cosa que logre traer madurez se ve oscurecida por la diferencia entre nuestros sentimientos y percepciones y la carencia de símbolos sociales. Tales puntuaciones no merecen atención.

Sobre el tema de los artículos a juego

Después de 45 mujeres orgullosas e inteligentes

¡Aprovecha el poder de una mujer tsundere!

¿Qué tenemos la posibilidad de llevar a cabo para admitir nuestra edad?

La relación con las partes de nuestro cuerpo debe prestar mucho más atención a la salud y la felicidad, Estéticamente, es incluso menos. Aun cuando no nos agradamos, debemos aceptarnos y cuidarnos, dejar de negarnos y abusar de nosotros mismos, buscar un trato más amable y centrarnos en las pretensiones reales en vez de las pretensiones “impuestas”.

Debemos estudiar a aguantar la estructura que toca nuestro cuerpo. Y dale el debido precaución, aunque este no es nuestro ideal … este puede ser un proceso complicado de lograr, de alguna manera puede guiarte a trabajar.

No olvide tomarse el tiempo para comprenderse a sí mismo en todos y cada instante importante. ¿Que necesitas? Qué te hace sentir bien La satisfacción física tiene un gran encontronazo en el estado de ánimo. Pero eres más que un sobre: ​​hay pensamientos, reacciones, deseos, relaciones, comportamientos, sentimientos … ¿por qué razón te estás limitando tanto?

Fíjese metas reales:

  • El cuerpo está mudando, acéptalo. Los efectos del tiempo no se pueden parar, pero tenemos la posibilidad de cuidarnos.
  • Ser más o menos joven no es cuestión de fuerza de intención. Ciertos puntos están fuera de nuestro control. Da igual de qué forma se oponga, no puede ralentizar el ritmo de la vida. Tu cuerpo cambiará y no siempre podrás evitar las cosas que no te agradan.
  • No tienes ningún inconveniente. Aun si cambia o le resulta bien difícil hacer lo que logró antes. La naturaleza irá con la corriente, por lo que es mejor disfrutar de tus capacidades ahora en lugar de pelear.
  • Cada cuerpo es diferente. La variedad física es la norma. Deja de perseguir el ideal de la eterna juventud, cuídate y no te lastimes. Concéntrese en las habilidades de su cuerpo, no en su apariencia.
  • El cariño propio no se logra por medio de la autocrítica Desde nuestro criterio, se logra mediante la aceptación y el buen trato. Si te detestas a ti al comienzo, deja de perseguirte y quererte. Fíjese misiones menos ambiciosas y concéntrese en cualquier cosa que no se niegue a sí mismo para comenzar. Aprenda a ver el papel que juega su dimensión física para usted.

Si se siente muy infeliz, lamentable o muy infeliz, Puede que sea el instante de buscar asistencia de profesionales.

Deja un comentario