MEJORES CONSEJOS PARA CUIDAR TU CORAZÓN

Tu corazón es un verdadero órgano de alto rendimiento y es el músculo más importante, incluso el más vital. Para mantener tu corazón sano, no tienes que cambiar toda tu vida al revés. Incluso los pequeños pasos tienen un gran impacto. ¡Puedes mantener tu corazón sano con estos 12 sencillos consejos!

¡El corazón es el músculo más grande de nuestro cuerpo y es vital! Cada día se bombean alrededor de 7.000 litros de sangre a través de tu cuerpo. Cada célula solo recibe oxígeno y nutrientes vitales a través de nuestro corazón. Para ello, se contrae hasta 100.000 veces al día y luego vuelve a relajarse. ¡Un logro enorme! Por eso es tan importante mantenerlo saludable. 150.000 personas todavía mueren de ataques cardíacos cada año.

Puedes evaluarte tú mismo si estas en riesgo de insuficiencia cardíaca o si sus hábitos de estilo de vida ya están bien para su corazón, o puedes usar una autoevaluación para hacerte una evaluación inicial. Cualquiera que busque una prueba rápida puede obtener información de la Fundación Alemana del Corazón y hacer la prueba aquí. Alternativamente, puedes hacer que tu médico de familia lo revise.

Consejos para cuidar tu corazón

No tienes que cambiar toda tu vida por tu corazón, la regla es: pequeños pasos, gran impacto. Incluso los cambios leves en la vida diaria, si te ejercitas con regularidad, mantendrás tu corazón sano durante años. Además: Lo que fortalece tu corazón también protege contra otras enfermedades físicas. Esto también lo hace más resistente a las quejas psicológicas.

1. Fortalece el corazón con ejercicio

El ejercicio es esencial para mantener tu corazón sano, no tienes que estar entrenando para un maratón. Muchos estudios muestran que algo de ejercicio es mejor que nada, e incluso pequeñas unidades de ejercicio en la vida diaria pueden hacer que tu corazón sea más saludable. Es importante realizar la actividad deportiva con regularidad. Simplemente incorpórelos a su vida diaria. Ya sea marcha nórdica, caminata, natación o ejercicios deportivos en casa. Una o dos horas de ejercicio a la semana son suficientes para mantener el corazón sano. Con el ejercicio regular puedes prevenir enfermedades cardíacas y fortalecer tu sistema inmunológico, tu organismo y puedes reducir el estrés. No solo le hace bien a su corazón, sino que su calidad de vida también se beneficia.

Consejo:

  • Sube las escaleras en lugar del ascensor, has tus pequeñas compras conscientemente y a pie. Eche un vistazo más de cerca a sus rutas diarias. Seguramente habrá algunas formas de hacerlo más conmovedor.
  • Pase más tiempo al aire libre y al sol. Porque nuestro corazón necesita suficiente oxígeno para poder funcionar de forma sana y vigorosa.

2. Alimentos saludables para el corazón

Además del ejercicio, la dieta juega un papel importante en la salud del corazón. Con los alimentos adecuados, puedes contribuir a la mejor salud posible del corazón. Sigue una dieta variada y tómate el tiempo para cocinar y comer.

Para tener un corazón sano, debes llevar los siguientes alimentos a tu plato con más frecuencia y también tener en cuenta los siguientes consejos nutricionales:

  • Las verduras frescas, las nueces, el aceite de oliva y las frutas definitivamente no deben faltar en su canasta de compras saludable para tu corazón.
  • Una dieta variada y saludable es suficiente para que las personas sanas suministren al cuerpo todos los nutrientes y vitaminas importantes. Los alimentos que contienen vitamina D, vitamina C, ácido fólico, caroteno, calcio y almas tienen un efecto fortalecedor sobre el corazón.
  • Tu cuerpo no puede absorber la vitamina D en cantidades suficientes a través de los alimentos. La vitamina D se produce en el cuerpo mediante la luz solar. Por esta razón, debes hacer mucho ejercicio al aire libre, al aire libre y al sol.
  • Trata de comer poca carne, pero de buena calidad. La carne orgánica contiene más vitaminas y menos sustancias nocivas. En lugar de carne, prefiere el pescado.
  • Usa la sal con prudencia. Es mejor condimentar con hierbas, guindilla y pimienta. Hay mucha sal escondida en muchos productos terminados, incluso si la comida no sabe tan salada. Es mejor cocinarlo usted mismo con la mayor frecuencia posible y no agregar sal.
  • El exceso de sal no solo es malo para el corazón, ¡sino también el azúcar! La fructosa en la fruta es menos dañina porque muchos fitoquímicos saludables diferentes y la fibra tienen un efecto de equilibrio. El azúcar puro, por otro lado, tiene un efecto debilitador del corazón y solo debe consumirse ocasionalmente.
  • Los ácidos grasos saturados de origen animal (leche, carne, huevos) deben consumirse con moderación. Por el contrario, los ácidos grasos insaturados o poliinsaturados de nueces, semillas y aceites vegetales de alta calidad fortalecen el corazón. Los ácidos grasos omega-3 son particularmente beneficiosos para el sistema cardiovascular.

3. Realice carreras preventivas periódicas para tener un corazón sano

Visita a tu médico de confianza con regularidad es un paso importante para controlar de cerca la salud de su corazón y reconocer los riesgos desde el principio. Las compañías de seguros médicos suelen pagar un chequeo cada 3 años.

Visitar a un médico con regularidad es un paso importante para controlar de cerca la salud de tu corazón y reconocer los riesgos desde el principio. Las compañías de seguros médicos suelen pagar un chequeo cada 3 años. Aquí se examina todo el cuerpo, ¡pero especialmente su corazón! Se toman muestras de sangre. Entre otras cosas, aquí se verifican el valor de colesterol total, el valor de colesterol LDL y HDL y el valor de triglicéridos. El riesgo de diabetes también se registra utilizando los niveles de azúcar en sangre.

4. Para tener un corazón sano, debe controlar tu presión arterial con regularidad

Si ha visto los primeros signos de presión arterial alta, vale la pena comprar un dispositivo de presión arterial. La presión arterial es un indicador importante para reconocer las enfermedades cardiovasculares que pueden ocurrir. Por lo tanto, debe vigilar su presión arterial a medida que envejece o si nota algo inusual.

5. Cuida tu peso para fortalecer tu corazón

Con suficiente ejercicio y una dieta saludable y estimulante del corazón, automáticamente te asegura un buen peso. Es importante vigilar la relación entre la ingesta y el consumo de calorías. Por esta razón, controla tu peso con regularidad. Un peso corporal normal (IMC entre 18,5 y 24,9) es un buen requisito previo para un corazón en forma.

6. La respiración adecuada mantiene tu corazón sano

CORAZÓN 1

La respiración funciona como una medicina; incluso puede influir en enfermedades graves. Los cardiólogos han demostrado que en las personas que padecen insuficiencia cardíaca, la saturación de oxígeno de la sangre y, por lo tanto, el rendimiento se puede mejorar significativamente con simples ejercicios de respiración.

Los ejercicios de respiración se pueden hacer sentado, preferiblemente en un lugar tranquilo. Un reloj o un despertador con segundero pueden servirte como ayuda. Siéntate cómodamente con los hombros caídos e intente respirar hacia el estómago. Cierra los ojos y observa cómo va y viene la respiración durante al menos cinco respiraciones. Luego, calcule cuántos segundos inhala e intente exhalar aproximadamente el doble de tiempo. Encuentra un ritmo que te haga sentir bien y te dé suficiente aire. Si su mente divaga, vuelva a respirar.

Se necesitan algunas semanas para observar una mejora apreciable en la presión arterial o la frecuencia cardíaca. Para lograr esto, el ejercicio de respiración debe realizarse durante 20 a 30 minutos al día, ya sea en una sola pieza o tres veces al día durante cinco a diez minutos. Por lo general, se nota una sensación de relajación inmediatamente después del primer intento.

7. Reduce la velocidad de tu vida para fortalecer tu corazón

Para proteger nuestro corazón, tenemos que ralentizar nuestra vida diaria. Nuestro corazón necesita suficiente descanso. El estrés diario tiene un efecto negativo a largo plazo en nuestro cuerpo. Asegúrese de tener descansos y relajación regulares en su vida diaria. Tome un baño, salga a caminar, simplemente recuéstese en el sofá y cierre los ojos. Las técnicas de relajación como el entrenamiento autógeno o la mediación también pueden ayudar.

8. Una siesta por la tarde para fortalecer tu corazón

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Atenas encontró que las siestas regulares por la tarde reducen el riesgo de sucumbir a una enfermedad cardiovascular en un 3 por ciento. Porque durante el sueño, la frecuencia cardíaca se ralentiza y el cuerpo puede relajarse. Por esta razón, también debes tomar una siesta todos los días. 30 minutos son suficientes para aumentar enormemente la esperanza de vida de su corazón y fortalecerlo.

 

9. Fumar daña tu corazón, déjelo

¡Nunca es tarde para dejar de fumar! Fumar es perjudicial para su salud y daña su corazón. Solo de 1 a 4 cigarrillos al día duplica el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Si fuma, ¡deja de hacerlo constantemente! Sobre todo, tu corazón y sus pulmones te lo agradecerán y te sentirás más saludable.

10. Mira menos televisión

Quienes ven televisión menos de 7 horas a la semana tienen un corazón más sano. La razón: la mayor parte del tiempo frente a la televisión se pasa sentado y la inmovilidad debilita el corazón y reduce la esperanza de vida. Un compromiso: si ves la televisión o te encantan las series, combina tu “vicio” con el deporte. Hay muchas actividades que puede realizar mientras ve la televisión. Por ejemplo, andar en bicicleta, cinta de correr o hacer yoga.

11. Mide la cantidad alcohol que consumes

Si, abstenerte completamente del alcohol o consumirlo moderadamente es mejor para el corazón sigue siendo una controversia científica. Un estudio de la Universidad de Cambridge recomienda no más de 100 g de alcohol puro por semana, independientemente del sexo. Más no es bueno para el corazón. Así que el alcohol con moderación está bien. Simplemente bebe alcohol de forma más consciente y solo en pequeñas cantidades.

12. Una buena noche de sueño fortalece tu corazón

Además de una siesta por la tarde, un sueño reparador también es importante para un cuerpo y un corazón saludables. Solo con suficiente sueño podemos regenerarnos para sentirnos equilibrados y cómodos al día siguiente. Durante el sueño, el cuerpo reduce tu frecuencia cardíaca, lo que alivia al corazón. Por eso es tan importante garantizar fases de sueño adecuadas y sin interrupciones.

Deja un comentario