Deseo declarar la guerra a las hormonas del estrés.

¿Tiende a estar tenso, los latidos de su corazón se aceleran y no puede conciliar el sueño durante la noche? Si es de esta forma, el exceso de cortisol, la hormona del agobio, puede ser la causa de esta afección. A continuación te exponemos qué es el cortisol y de qué forma contrarresta los efectos de las hormonas del agobio.

El cortisol le hace esto a tu cuerpo

El cortisol es una esencial hormona del estrés y en el momento en que se siente intranquilo se libera de la corteza suprarrenal. Si está bajo agobio a lo largo de un buen tiempo, su cuerpo libera esta hormona continuamente. Los niveles superiores de cortisol en un largo plazo son muy perjudiciales para su salud cognitiva y física. Sin embargo, en un corto plazo, la liberación de cortisol es muy útil y puede emplearse como protección para su cuerpo. En el momento en que se mezclan con otra hormona del agobio, la adrenalina, estas 2 hormonas desempeñan muchas funcionalidades esenciales en su cuerpo. Por poner un ejemplo, en una situación estresante, te van a preparar y te colocarán en una situación de liderazgo en el juego. Las hormonas también asisten al cerebro a usar la glucosa como energía. En resumen, el cortisol puede contribuir a mejorar su rendimiento. En el momento en que tiene que desempeñarse bien en situaciones bien difíciles, las hormonas del estrés norepinefrina y adrenalina se liberan de forma rápida. A continuación, se libera cortisol. La combinación de estas hormonas incrementa la continuidad cardiaca, la presión arterial y muchos otros efectos. Esencialmente, el cortisol te activa en ocasiones rigurosos. Hasta aquí todo bien.

La situación de la hormona del estrés solo se vuelve problemática en el momento en que andas bajo agobio a lo largo de mucho tiempo y el cortisol se libera permanentemente. Esto se debe a que demasiadas hormonas tienen la posibilidad de causar distintas anomalías de la salud físicas y mentales. El cortisol elevado se ha relacionado con trastornos genéticos, hipertensión arterial, insomnio y trastornos del sistema inmunológico. Los escenarios elevados de cortisol a largo plazo son especialmente agobiantes para su cerebro. En estos casos, las hormonas pueden dañar el hipocampo, la parte del cerebro responsable de los procesos de aprendizaje y memoria. Un estudio del Departamento de Ciencias Biológicas de la Facultad de Stanford halló que las células inquietas son “sobreestimuladas” por el cortisol, lo que provoca que envejezcan prematuramente. La producción de nuevas células neuronales en el cerebro asimismo se ve perjudicada de manera negativa. En este estudio, los sujetos con demasiado cortisol experimentaron pérdida de memoria y contrariedad para concentrarse.

Los niveles elevados de cortisol a largo plazo también pueden ocasionar problemas para reposar y una calidad del sueño de manera significativa achicada. Esto se debe a que una cantidad excesiva de cortisol le va a impedir quedarse dormido durante la noche y va a estar todo el tiempo alarma por la noche. De esa manera, no puede dormir profundamente (lo cual es muy valioso) y no puede recobrar la energía suficiente para comenzar a trabajar al día después con una carga completa. Por contra, las pesadillas tienen la posibilidad de provocar más estrés. A dios gracias, puede reducir la producción excesiva de cortisol. ¿Como marcha esto? Bueno, esto se apoya en elegir el tipo correcto de dieta y ejercicio. Estos son los 2 componentes primordiales que tienen la posibilidad de compensar los resultados consecutivos del cortisol y reducir la producción de hormonas.

Lleve el mensaje # 1 a casa con usted: La hormona del estrés cortisol impulsa el sistema cardiovascular bajo agobio y lo hace más eficaz a corto plazo. El cortisol tiene principalmente un efecto negativo en su capacidad para concentrarse y reposar, lo que a su vez perjudica sus niveles de estrés.

Nutrición adecuada para prevenir el exceso de cortisol.

La comida no contiene cortisol. Sin embargo, algunos alimentos tienen la posibilidad de aumentar la secreción de hormonas. El cortisol está relacionado con la dieta, ya que tiene un gran impacto en la regulación de los escenarios de azúcar en sangre. Por servirnos de un ejemplo, si come muchos modelos horneados con alto contenido de azúcar, sus escenarios de azúcar en sangre y sus escenarios de cortisol se disparan. Cuanto más prominente es el nivel de azúcar en sangre, más cortisol se libera para regular el primero. Irónicamente, muchas personas comen alimentos azucarados para relajarse. Sin embargo, el azúcar provoca una mayor liberación de cortisol y adrenalina, que puede durar hasta cinco horas. La combinación de azúcar y harina blanca que se utiliza en varios pasteles y dulces incrementa aún mucho más los escenarios de cortisol. Opción más saludable: es preferible seleccionar cereales integrales.

Ahora se vuelve más bien difícil. El azúcar no solo es malo para los niveles de cortisol: el café también aumenta en buena medida la producción de hormonas. La cafeína del café, las bebidas energéticas, etcétera. estimula las glándulas suprarrenales, ocasionando liberen más cortisol. El uso frecuente de cafeína puede duplicar con creces el nivel de la hormona del estrés cortisol en la sangre. Si no quiere prescindir de la cafeína, debe cambiar al té verde. Solo contiene aproximadamente un cuarto de cafeína, pero al mismo tiempo tiene un efecto relajante pues contiene un aminoácido particular. Un estudio reciente de la Capacitad de Ciencias de la Salud de la Facultad Ben Gurion halló que el aminoácido L-teanina puede contrarrestar la producción de cortisol y reducir sus escenarios en sangre. ² El tercer factor importante que influye en los escenarios de cortisol: patatas fritas grasosas. French fries & Co. poseen muchos de los llamados ácidos grasos trans, que tienen la posibilidad de hacer que el nivel de colesterol aumente de forma rápida. El cortisol asimismo es responsable de regular los escenarios de colesterol. Por consiguiente, cuanto mayor sea el nivel de colesterol gracias a la grasa ingerida, mayor va a ser el nivel de cortisol, la hormona del estrés.

Mensaje para llevar a casa # 2: Aunque el azúcar, la cafeína y los alimentos fritos no poseen cortisol de forma directa, incrementan indirectamente los escenarios de cortisol pues el cortisol está implicado en varios procesos metabólicos y reguladores.

La melatonina mejora el sueño

Un sueño saludable y de calidad es singularmente útil para reducir los escenarios de cortisol. Como se mencionó anteriormente, bastante estrés conduce automáticamente a un sueño alterado, mientras que reposar muy poco conduce a mucho más agobio. Melatonina Puede lograr que vuelva a dormir mejor y, por ende, ayudarlo a deshacerse de este círculo vicioso. Tras el anochecer, los escenarios de las hormonas del sueño comienzan a aumentar y el cortisol disminuye en el momento en que te duermes. Si estas dos hormonas se salen de control, afectará con seriedad la calidad de su sueño. Por lo tanto, la suplementación con melatonina puede asistirlo a conciliar el sueño y permanecer dormido.

Lleve el mensaje n. ° 3 a casa: Si el cortisol, la hormona del estrés, no es lo suficientemente bajo por la noche, los inconvenientes para reposar son ineludibles. Esto se puede impedir con la melatonina, una hormona del sueño humano que puede asistirlo a conciliar el sueño más rápido y reposar mejor.

Ejercicio para contrarrestar el exceso de cortisol

El ejercicio regular puede mejorar el desempeño mental y resguardar su cerebro de los efectos del envejecimiento. Hay muchas razones para esta situación. Uno de ellos es reducir los escenarios de cortisol, pues bastante cortisol puede lograr que las neuronas del cerebro envejezcan mucho más veloz. En el momento en que hablamos de ejercicio, no nos referimos a entrenar a lo largo del mayor tiempo viable o tan duro como sea posible. Por el contrario, llevar a cabo ejercicio a lo largo de bastante tiempo o de forma bastante intensa aumenta los niveles de cortisol. Una vez más, la razón reside en la contestación humana de “pelea o huida”. Por ejemplo, correr un maratón puede desencadenar una contestación compleja al agobio. Su cerebro recibe el mensaje de que está fuera de riesgo y continúa liberando las hormonas del estrés, adrenalina y cortisol. No obstante, si desea achicar sus niveles de cortisol, lleve a cabo ejercicio con más suavidad. Un análisis de la Facultad de Medicina de la Facultad de Stanford examinó la mejor manera de achicar los escenarios de cortisol. Los resultados muestran que los ejercicios de relajación como el yoga o la meditación son los más correctos. En otras expresiones, otros géneros de ejercicio más activos son a la perfección correctos. De 20 a 30 minutos de actividad física ligera, como caminar o andar en bicicleta, reducirán sus escenarios de estrés y consumirán bastante cortisol.

Lleve el mensaje # 4 a casa con usted: El ejercicio puede achicar el agobio y achicar los niveles de cortisol. Sin embargo, es importante no entrenar bastante o durante bastante tiempo.

Deja un comentario