el cine como espejo de la patología

Firma convidada: Núria Vidal, crítica de cine.

Para procurar ver cómo las películas han reflejado la patología de Alzheimer, me resulta interesante fijar una fecha: 1977. Antes de 1977 hay películas que hablan de demencia, de pérdidas de memoria, de hombres y mujeres que viven en la calle porque no saben dónde está su casa. Pero no hablan de la enfermedad.

Más allá de que las patologías similares con la memoria y la demencia senil están documentadas desde el tiempo de los romanos, lo cierto es que tal y como la conocemos el día de hoy, la patología del Alzheimer se diagnosticó por vez primera en el año 1901 y no sería tratada como tal hasta muy adentrado el siglo XX, prácticamente hasta 1977.

Películas sobre la patología de Alzheimer

Una de las primeras películas que charlan de demencia está fechada en 1981. Se trata de En el estanque dorado (On Golden Pond) de Mark Rydell, el largo que reunió en la pantalla a los dos Fonda más conocidos: Henry Fonda y su hija Jane. En este drama familiar, la patología del padre no se nombra jamás, pero queda claro que el viejo Norman está sumido en un desarrollo de pérdida de memoria, que no es otra cosa que un principio de Alzheimer.

Ahora tenemos una fecha, 1981. Desde ese momento, el cine, como buen espejo de la sociedad que lo crea, intentó la patología en múltiples ocasiones. Melodramas, alguna comedia romántica, reportajes, dibujos animados… Hay muchas formas de arrimarse a una realidad que se hace cada día más presente entre los ancianos, y no tan jubilados, debido en parte a que la esperanza de vida se ha alargado hasta edades muy destacadas y a que existen mejores métodos para detectar la patología, si bien por desgracia, no de sanarla.

Existen muchas películas que tienen la patología de Alzheimer como protagonista. Y digo el Alzheimer y no la gente con Alzheimer, pues lo que por norma general reflejan estas cintas no es lo que le pasa o lo que vive una persona afectada (quién lo sabe, por otra parte), sino más bien como la enfermedad condiciona y afecta a su entorno mucho más cercano.

En este sentido, el género Alzheimer tiene unos claros destinatarios: los que cuidan y están a cargo de la gente afectadas. Es a ellos a quien se dirige y se interpela para decirles que no están solos, que tienen la posibilidad de encontrar en la pantalla ocasiones, dudas, problemas en los que se van a admitir, y a lo destacado alguna solución, alguna esperanza, o simplemente pequeños movimientos y expresiones que los argumentistas pusieron en boca de los individuos y que en uno u otro momento les pueden ser útil de asistencia y de acompañamiento.

Una nota más. Si hay pocos títulos centrado en la gente perjudicadas, y digo pocos, no ninguno, por el hecho de que hay salvedades como Siempre y en todo momento Alice (StillAlice) de Richard Glatzer y Wash Westmoreland, tampoco hay casi ningún film que se enfoque desde el punto de vista de los médicos que se encargan de atenderlos o que estudian buscando una solución. Sin embargo, aquí hemos de hacer otra curiosa excepción, El origen del planeta de los simios (Rise of the Planet of the Apes) de Rupert Wyatt, donde un médico desencadenará la invasión de los monos a raíz de sus investigaciones para hallar una cura al Alzheimer que padece su padre.

Se sabe, ya que, que los films que se centran en el universo de la enfermedad del Alzheimer son interesantes, precisos y muy útiles. Pero no de ahí que son buenas películas. De la larga filmografía que hay sobre el tema he recogido algunos títulos que me semejan esenciales, no solo socialmente, también cinematográficamente. La mayor parte son muy populares, aunque existe alguna rareza inopinada:

Películas sobre hijos con padres afectados

 

El hijo de la novia (2001)

La película mucho más famosa de Juan José Campanella, con Ricardo Darín enfrentado al dolor de ver como su madre se ha perdido para siempre más allá de los sacrificios de su padre para llegar a cumplir el deseo mucho más apreciado de ella.

El hijo de la novia

 

La caja de Pandora (Pandoranin kutusu) (2008) de Yesim Ustaoglu.

En este caso, la historia se centra en tres hermanos distanciados entre sí que tienen que unir sus fuerzas para encontrar a su madre cuando desaparece de su casa, en un pueblo turco de la costa del Mar Negro.

La caja de Pandora

 

Las buenas yerbas (2010) de María Novaro.

Film mexicano, poco conocido, donde se habla la relación de una hija con su madre a la que se diagnostica un Alzheimer precoz. Lo que la hace interesante es visto que la madre sea una etnobotánica y que paralelamente a su crónica se investigue sobre la relación de la química del cerebro y la química de las plantas.

Las buenas hierbas

 

Nader y Simin, una separación (Jodaeiye Nader az Simin) (2011) 

La película que dio popularidad en todo el mundo al director iraní Ashhar Farhadi, cuenta cómo influye en la vida de una familia el hecho de tener una persona con Alzheimer. La historia no es solo la de la patología, pero sí es cierto que todo lo que pasa está motivado por ella.

Nader y Simin, una separación

 

Nebraska (2013)

Emocionante largo en blanco y negro dirigido por Alexander Payne, con Bruce Dern encarnando un anciano con síntomas de demencia que inicia un viaje de reencuentro con su hijo David.

Nebraska

 

Películas sobre maridos y mujeres

 

Lejos de ella (Away From Her) (2006)

Dirigida por la actriz Sarah Polley, con la complicidad de Julie Christie, la historia está contada desde la perspectiva de Fiona, una mujer alegremente casada que cuando comienza a padecer pérdidas de memoria insiste en entrar en una vivienda. Este suceso desestabilizará completamente a su marido, obligado a replantearse toda su historia.

Lejos de ella

 

Quédate conmigo (Still) (2012)

Es una película canadiense interpretada por James Cromwell y Geneviève Bujold, una pareja de jubilados que se encara a la burocracia y las recias reglas que les impiden vivir juntos por cuestiones completamente absurdas.

Quédate conmigo

 

Regreso a casa (Gui lai) (2014) de Zhang Yimou.

Es uno de los extraños largometrajes chinos que tratan este tema que, además, enlaza con las consecuencias terribles de la revolución cultural de los años sesenta. Cuando un hombre encarcelado desde hace años, vuelve a casa, encuentra a su mujer perdida en un planeta mental al que nadie puede acceder.

Regreso a casa

 

Películas sobre amigos

 

Arrugas (2011)

Es un precioso y realmente triste largometraje de dibujos animados de Ignasi Ferreras que amolda al cine el cómic homónimo de Paco Roca. La amistad entre 2 ancianos en una vivienda es fundamental para eludir que uno vaya a parar a la horrible planta de los desahuciados.

Arrugas

 

El cuarteto (Quartet) (2012)

Dustin Hoffman escogió para su primera película como director un tema sobre la vejez, la amistad, la música y el Alzheimer. Ambientada en una lujosa residencia de viejas glorias de la música, un grupo de amigos vive sus últimos días. Entre ellos, la pizpireta Cissy comienza a manifestar síntomas de la enfermedad y todos deciden asistirla dejando de lado sus pequeñas rencillas, envidias y celos.

El cuarteto

 

¿Y tú quién eres? (2007)

Tiene un ingrediente extra cinematográfico que la hace entrañable y muy importante. Es la última película que dirigió Antonio Mercero en el momento en que ahora comenzaba a tener síntomas de padecer Alzheimer. La historia podría estar en el capítulo hijos, pero es más atrayente ponerla en el de amigos. Los amigos, los del propio Mercero, le asistieron a terminar la película a pesar de sus inconvenientes.

¿Y tú quién eres?

 

Películas sobre la patología del Alzheimer y el trabajo

 

Una canción para Martin (En Sång för Martin) (2001)

Perder la memoria es horrible para todo el mundo, pero si además eres director de orquesta y la música lo es todo para ti, puede ser una catástrofe. En este caso Bille August le ofrece una salida al personaje principal con una historia de amor tardía.

Una canción para Martin

 

Iris (2001)

Richard Eyre cuenta la vida de Iris Murdoch, considerada la escritora “mucho más brillante de Inglaterra”, en un biopic que relata de qué manera se encaró al Alzheimer cuando comenzó a sentir los primeros síntomas de la patología que acabó con su vida.

Iris

 

Y ciertas extrañezas

 

La memoria del asesino (De zaak alzheimer) (2003)

Película belga apuntada por Erik Van Looy, en la que 2 detectives de la policía de Amberes empiezan una investigación que les conduce hasta Angelo Ledda, un asesino a sueldo al que cada vez le resulta mucho más difícil cumplir sus pedidos gracias a un incontenible Alzheimer.

La memoria del asesino

 

La mosquitera (2010)

La extraña y delirante película de Agustí Vila podría estar en el apartado hijos o en el de maridos, pero mejor ponerla en rarezas por el hecho de que, si bien el Alzheimer de la abuela es esencial, lo que domina este largo es la extravagante forma de confrontar no solo a la patología, sino al mundo de todos y cada uno de sus personajes.

La mosquitera

 

Un amigo para Frank (Robot and Frank) (2012)

Curiosa película de ciencia ficción de america donde se ofrece una posible solución para el serio problema de cuidar de una persona con Alzheimer: robots programados para atenderlos. A lo destacado no es tan descabellada la iniciativa.

Un amigo para Frank

 

Remember (2015) d’Atom Egoyan.

El director canadiense más importante de su generación, se enfrenta al Alzheimer desde una perspectiva inopinada. Un hombre judío de 90 años, superviviente del Holocausto y con síntomas claros de la patología, se empeña en conseguir a un criminal de guerra nazi que fue responsable de la muerte de su familia. Lo que descubrirá va a ser una situación muy diferente.

Remember

 

Documentales sobre la enfermedad de Alzheimer

 

Bucarest, la memoria perdida (2008)

Cuando Jordi Solé Tura, un hombre fundamental para la transición en nuestro país, empezó a perder la memoria a causa del Alzheimer, su hijo Albert Solé se propuso llevar a cabo un documental sobre él, que acabó siendo un retrato tanto personal como político de unos años cruciales en la historia reciente de España.

Bucarest

 

Bicicleta, cuchara, manzana (2010)

Carles Bosch se acerca a la figura de Pascual Maragall y con su cooperación y la de sus familiares mucho más próximos, hace un reportaje respetuoso y lleno de emoción sobre cómo convierte la patología, no solo a la persona perjudicada, sino más bien a todos los que le cubren.

Bicicleta, cuchara, manzana

Sugiero, finalmente, preguntar una interesante publicación del año 2017 llamada La enfermedad de Alzheimer en el cine, publicado por el Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias (CRE Alzheimer). 

 

 

Núria Vidal
Critica de cine

Blog de Nuria Vidal

Blog de textos de Nuria Vidal

Deja un comentario