Limpia tu casa y despeja tu cabeza

Escasas actividades cotidianas pueden tener una mala imagen social como las tareas del hogar. No remunerados, invisibles, repetitivos, menos ambiciosos … acostumbran a estar en el final de la lista de preferencias, lo que transporta a limpiezas de fin de semana o un desastre visible: pilas de ropa, artículos desorganizados y caos en las tareas del hogar.

Estas limpieza Es un tema cercano al mindfulness y la alimentación consciente Puede compensar las tareas del hogar Por ejemplo, limpieza y pedidos, planificación de menús, lavandería, planchado, mantenimiento de plantas o jardines, etc.

El método radica en centrarse en el presente y practicar la atención plena en las tareas del hogar.

El nombre es nuevo, pero el término de ninguna manera lo es: todas y cada una de las tradiciones religiosas alaban la especialidad y el respeto en pequeñas acciones del día a día como un medio para hacer mas fuerte el espíritu.

Desde el católico “ora et laba” hasta la meditación de enjuague del profesor budista Thich Nhat Hanh, En todo cuanto hacemos, tareas repetitivas y una actitud de compromiso y excelencia, Si bien puede parecer insignificante, es un valor positivo y una optimización.

Cada vez es más esencial en nuestra compañía. Sabemos que el medio ambiente tiene un encontronazo poderoso en nuestra salud física, emocional y mental. Los beneficios de sostener nuestro hogar limpio, ordenado y armonioso tienen la posibilidad de manifestarse en todos los escenarios.

Las virtudes de la ejerce limpieza

Las alteraciones externas tienen la posibilidad de ejercer presión sobre usted y evitar que disfrute de la paz y la tranquilidad en su hogar. Ninguna alimentación saludable en la despensa y el refrigerador lo mantendrá distanciado de alimentos saludables y de alta calidad. Una enorme pila de ropa sucia o arrugada no le molestará por la mañana.

¿Qué en cambio? limpieza La cosa es Protege bien tu hogar, lograras hallar una mejor calidad de vida.

Una habitación organizada y bien ventilada le ofrece más paz y claridad y le ofrece momentos mucho más agradables que el caos.

Si suprimimos el viejo prejuicio social contra la familia, las tareas del hogar son de todos modos un hábito períodico y un estilo de vida saludable.

Tenemos la posibilidad de tratar la limpieza como higiene dental, ejercicio o temas de estudio que nos agraden.

Esta es la opinión de Keisuke Matsumoto, Monje y creador del templo de Guangming Manual de limpieza para frailes (Edición Catedral). Nos recuerda que habitamos un planeta interdependiente, nos encontramos estrechamente conectados con el entorno, simples tareas diarias nos asisten a localizar la paz interior, es una forma de meditación en movimiento.

Ante tantos ruidos externos y mentales Tomarse el tiempo para limpiarlo puede ayudar a ralentizar este desarrollo. Concéntrese en una labor, incluso relájese.

Sobre el tema de los productos a juego

Ordena la vivienda, ordena la cabeza

10 pasos para entrenar limpieza en el hogar

Más allá de que la teoría es simple, estamos seguros de que no vamos a pasar de manera rápida del desdén o la demora en el liderazgo familiar a la atención y la prioridad. No obstante, si ampliamos nuestra mirada, lo vamos a encontrar un hábito más saludable y vamos a sentir la purificación de la meditación, limpieza Se transforma en el más destacable tratamiento contra el agobio porque puede adecentar la casa y restablecer la cabeza al tiempo. Te ofrecemos 10 consejos para poder este cambio:

  1. Establece prácticas del día a día o por semana realistas que se amolden a nuestro estilo de vida. Al igual que planeamos un gimnasio, una peluquería o una vida social, usted pone un horario de limpieza en la agenda. De ahí que evitamos la dilación, evitamos la limpieza a toda costa,
  2. División del trabajo. Si hay varias personas viviendo juntas, es mejor discutir activamente este tema y repartir las tareas según la aptitud, disponibilidad e interés.
  3. Intenta combinar los cinco sentidos. Debemos defender lo que hacemos. La atención plena es muy democrática y cada labor merece nuestra existencia consciente, ya sea lavar ropa, redactar informes, hornear pasteles o recitar poesía.
  4. reproducir música. Si nos acompañamos con música mientras limpiamos, iluminamos este instante.
  5. No utilice su propio equipo. No procuramos la perfección, ni “lo dejamos todo atrás”, sino nos esforzamos por llevar a cabo el hábito persistente de que nuestro hogar y nuestras vidas meritan este género de cuidados. De a poco verás los desenlaces.
  6. Limpio y ordenado. En este momento que tenemos una escoba y un trapo, hagámoslo bien con artículos naturales que no agreguen toxinas al aire que respiramos. El vinagre, el bicarbonato, el jabón natural y los aceites esenciales serán sus buenos asistentes.
  7. Muévete alegremente. Acostarse en el sofá no quema calorías, pero barrer, fregar, quitar el polvo de los armarios altos, poner la ropa en los cajones, vaciar las almohadas, etc. está bien. No subestime el ejercicio local
  8. Solo hazlo. La tecnología nos asistencia poco a poco más en el hogar, conque así sea un trapeador a pedal, un trapeador robot o una escoba eléctrica, escogemos una herramienta que nos asista.
  9. Prima. Después de un día sabe mejor sin té ni infusión. limpieza Considere realizar bien el trabajo y gozar del sentimiento de orgullo y felicidad.
  10. Se paciente. Así como todas y cada una de las semillas tardan en germinar, no tenemos la posibilidad de cambiar el caos en nuestro hogar en poco tiempo durante meses o años. Hengda lo logró.

Deja un comentario