Los 5 propiedades de la comunicación asertiva en las relaciones personales

La asertividad es un aspecto de la comunicación que se plasma de muchas formas distintas, y en todas y cada una ellas, acostumbra a dar virtudes.

En la vida en pareja, en el trabajo, en las reuniones con amigos… esta forma de comunicarnos hace que se nos valore mucho más y evita la aparición de conflictos y de inconvenientes. Y por otra parte, se trata de un estilo comunicativo que puede ser entrenado.

Sabiendo eso, durante este producto observaremos cuáles son las ventajas mucho más esenciales de la comunicación asertiva en las relaciones personales.

¿En qué radica comunicarse asertivamente?

La asertividad es un estilo de comunicación caracterizado por la búsqueda del equilibrio entre le respeto a los propios intereses y valores, y el respeto a los intereses y valores del interlocutor o interlocutores, por el otro.

Lo previo implica que pueden surgir problemas por carecer de asertividad mediante dos tipos de situaciones. Por servirnos de un ejemplo, puede ocurrir que no comuniquemos información esencial por el hecho de que sabemos que esta va a hacer sentir mal a la otra persona o la llevará a enfadarse con nosotros, lo que nos hace caer en un patrón de evitación de inconvenientes a corto plazo (aun si eso piensa generar problemas peores a medio y largo plazo).

Y también puede suceder lo contrario, que nos expresemos sin procurar ajustar nuestro discuro a eso que pensamos que va a sentir el otro, provocando un malestar innecesario por no haber empatizado.

La primera clase de problemas de asertividad son comunes en la gente con tendencia a la timidez y una predisposición a crear vínculos personales basados en la dependencia, mientras que los de la segunda clase se corresponden con quienes tiene una inclinación al narcisismo, el egocentrismo o los rasgos de la tríada oscura en general.

Sin embargo, incluso quienes caen mucho en este tipo de “trampas” en sus relaciones sociales gracias a una falta de asertividad tienen la capacidad de corregir eso o efectuar grandes avances, en la mayoría de los casos. Y sucede que como humanos contamos una capacidad para amoldar nuestros patrones de conducta al ambiente y a las relaciones sociales, y tenemos la posibilidad de estudiar a potenciar nuestra asertividad.

En verdad, este pertence a los objetivos mucho más frecuentes en los procesos de psicoterapia con personas que precisan prosperar sus habilidades sociales; los psicólogos disponemos de las estrategias y las técnicas a fin de que la persona vaya ganando fluidez en esa búsqueda del equilibrio entre el respeto a nuestra subjetividad y el respeto a la dignidad y las conmuevas del resto.

Los principales beneficios de la comunicación asertiva

Este es un comprendio de las ventajas y beneficios de aplicar una buena dosis de asertividad en nuestras relaciones personales diarias.

1. Evita la aparición de inconvenientes por obstrucciones en los canales de comunicación

Como ya hemos adelantado, la asertividad ayuda a prevenir que caigamos en las lógicas cortoplacistas de “evitarnos pasar por un mal trago ahora” sin considerar los problemas que eso puede ocasionar después.

Por poner un ejemplo, en las relaciones de pareja eso ayuda a poder detectar puntos de la convivencia que nos incordian, antes que el malestar por esas situaciones nos realice estallar gracias a la frustración. De esa forma, es posible corregir el problema o enfrentamiento en sus etapas más tempranas, en el momento en que aún no ha generado un efecto bola de nieve.

2. Nos asiste a conocer mejor a los demás

La asertividad nos predispone a fundamentar nuestras relaciones personales en la sinceridad, sin que eso implique decir en voz alta todo cuanto pensamos regularmente (recordemos que la asertividad incluye ne método para sabr qué es esencial hacer llegar y qué no).

Al exponer información importante sobre nosotros mismos, animamos a los demás a hacer lo mismo, y de ese modo tenemos la posibilidad de entender facetas de ellos que en otras circunstancias no habrían revelado.

3. Transforma nuestra opinión en algo mucho más valorado

Como a través de la asertividad somos capaces de ofrecer críticas edificantes sin cebarnos en los fallos o imperfecciones de los demás, eso provoca que nuestro criterio sea más valorado y respetado.

4. Nos permite no abonar por los erores de los demás

La falta de asertividad puede llevar a varias personas a asumir castigos o cargas de trabajo por equivocaciones cometidas por otra gente, al no atreverse a “revelar” quién se ha equivocado o ha roto las reglas. Esta clasede injusticias son mucho menos frecuentes en las personas con asertividad.

5. Nos predispone a lograr que se valoren nuestros esfuerzos

Otro de los beneficios de la asertividad es que nos ayuda a lograr que nuestra implicación en proyectos o trabajos en grupo (en el campo profesional y asimismo fuera de él, como por servirnos de un ejemplo en la crianza de un nieto o sobrino) sea respetada, al no dar por sentado que está bien que se subestime nuestra tarea.

Este aspecto de la comunicación asertiva permite poder ingresar a mejores condiciones de vida y relaciones sociales más sanas.

¿Buscas servicios de psicoterapia?

Si quieres tener asistencia psicológica profesional, ponte en contacto con nuetro equipo de expertos.

En Psicotools trabajamos atendiendo a personas de todas las edades en sesiones individualizadas o en terapia familiar y de pareja. Nos puedes conseguir en Barcelona.

Deja un comentario