Los 6 géneros de activas de grupo

Las activas de conjunto son actividades que, además de amenas, tienen la posibilidad de ser útil para educar a personas de todas las edades, desde niños hasta personas de la tercera edad.

Estas capacidades se acostumbran a enfocar en mejorar las capacidades sociales de sus miembros mientras se lo pasan muy bien interactuando con sus compañeros, los cuales es posible que conozcan ya hace bastante o esta sea la primera toma de contacto.

Ahora vamos a entender la importancia de estas actividades, además de ver los primordiales géneros de dinámicas de conjunto que existen.

¿Qué son las activas de grupo?

Las dinámicas de conjunto son actividades con las que múltiples personas interactúan para cumplir con una meta concreto por medio de varias ocasiones falsas. En ellas se puede observar la conducta individual de cada uno de los miembros bajo la influencia del conjunto.

Son actividades en las que la gente implicadas se implican para tener éxito en la consecución de una meta, consolidando sus relaciones por el sendero.

Este género de actividades tienen la posibilidad de ser muy variadas, pero todas y cada una ellas quieren fomentar el contacto entre sus implicados, creando una idea de comunidad, promoviendo la convivencia y la cooperación. Son ejercicios que, merced a su gran utilidad, pueden formar parte niños, jóvenes, adultos e inclusive personas de la tercera edad. Es por este motivo que estas activas pueden ser realmente buenas para fomentar cualquier proceso educativo.

Dependiendo del género de activa de grupo, la cantidad de implicados, las actividades a realizar y los objetivos a hallar cambiarán. Naturalmente, esto asimismo influirá en los desenlaces en lo que se refiere al sentimiento de unión, los lazos que se establezcan entre los miembros y también el género de habilidad que en ellas se acabe construyendo. Sin embargo, siempre y cuando el dinamizador esté pendiente de la actividad y se asegure de que transcurra de forma adecuada, será un ejercicio bueno para todos.

Objetivos de estas dinámicas

En todas las dinámicas de conjunto el propósito tiene que ver con competencias cooperativas y relacionales. Independientemente de cuál sea la capacidad concreta a poner en práctica, como por poner un ejemplo la comunicación o la resolución de conflictos, todas y cada una ellas comprometen estudiar a tener relaciones de mejor forma con el resto a la par que se consigue ratificar la idiosincrasia de cada individuo.

Añadido a esto, asimismo se ponen en práctica habilidades cognitivas como tienen la posibilidad de ser la atención, la resolución de problemas o la toma de decisiones. Las activas de grupo hacen que los implicados tengan que enfocar la atención en hallar unas determinadas metas, al unísono que usan sus capacidades sociales con los demás y, asimismo, evaluan su raciocinio e intelecto para poder ver cómo conseguir tener éxito.

Así, los objetivos de todas estas activas son la optimización de las habilidades sociales, la práctica del liderazgo y la cooperación, el respeto por el resto y la reafirmación de la singularidad de uno mismo y la puesta en práctica de distintas habilidades cognitivas y útiles para la vida diaria. Estas actividades contribuyen a que quienes estén implicados sean conscientes de que por medio del trabajo en equipo se tienen la posibilidad de conseguir enormes hazañas.

¿Cuáles son los tipos de dinámicas de grupo?

Ahora que entendemos qué son las activas de conjunto y cuáles suelen ser sus objetivos pasamos a ingresar en detalle sobre los diversos tipos de activas de grupo. Estas se tienen la posibilidad de utilizar en todo tipo de contextos y conjuntos, pudiéndose aplicar tanto en la escuela como en el lugar de trabajo o en un centro de acogida de extranjeros. Todas y cada una ellas se aplican para progresar las habilidades sociales y hacer una mayor cohesión grupal. A continuación observaremos las principales modalidades:

1. Dinámicas de presentación

El tipo de dinámicas que seguramente mucho más se empleen son las de presentación. Como su nombre señala, se trata de juegos en los que los pertenecientes se marchan presentando unos a otros, siendo una muy buena forma de romper el hielo entre personas que tuvieron poca relación o directamente son completos desconocidos.

Hay de todo género. Hay ocupaciones en las que se ordena a los implicados a ponerse por parejas y decirse el nombre, cuál es su color preferido, cuántos años tienen, qué mascota tienen, de dónde son, qué trabajan, qué les agrada hacer en la bañera… Al fin y al cabo, cualquier pregunta que ayuda para promover un poco el conocimiento entre los miembros del grupo.

2. Activas de resolución de conflictos

Las activas de resolución de conflictos son actividades utilizadas para mediar en situaciones problemáticas. Esta clase de dinámicas son en especial usadas en el campo laboral como en compañías. Son útiles por el hecho de que en ellas se ponen a prueba capacidades como la toma de decisiones, el liderazgo o el trabajo en grupo a pesar de haber habido algún enfrentamiento.

También se usa para mejorar las habilidades sociales y la asertividad entre sus integrantes, dándoles a comprender distintas herramientas que ayuden a poner en solución un inconveniente entre dos o más integrantes como probablemente halla sido una pelea, un insulto o un rumor.

3. Dinámicas de comunicación

Las dinámicas de comunicación tienen como propósito primordial progresar las capacidades sociables entre los integrantes del conjunto. Las habilidades sociales requieren de buenas habilidades sociables para ser probadas, aparte de que en sí una aceptable comunicación es una capacidad popular.

En dinámicas estas se procura promover más que nada la escucha activa, además de la comunicación asertiva (decir lo que se desea verdaderamente) y, también, se enseña a decir las cosas de una forma que no suponga romper los sentimientos de los demás. Asimismo se pone en práctica el lenguaje corporal.

4. Dinámicas de distensión

Las dinámicas de distensión se emplean para soltar tensiones. Son en especial útiles en niños, haciendo que liberen la incomodidad que puedan traer antes de iniciar con otras actividades por medio de la risa, el movimiento y la voz.

Se chilla, se charla fuerte, se hacen movimientos como si tuviesen convulsiones… se hace cualquier movimiento y acto que haga que después estén relajados, liberados, descansados emocionalmente y listos para prestar atención a eso que el dinamizador les tenga que decir.

5. Dinámicas de conocimiento y autoconocimiento

Las activas de autoconocimiento se aplican a fin de que los integrantes del grupo se logren comprender más los unos a los otros pese a ya saber un tanto sobre ellos después de haber realizado otras actividades.

La meta en esta clase de dinámicas no es el de conocer a gente nueva, sino más bien profundizar sobre peculiaridades de personas con las que se relacionan cada día al unísono que ponen en comparación de qué forma son ellos mismos.

Se ahonda en el conocimiento personal al unísono que se tiene una relación más próxima y también íntima con el resto, observando el contraste entre uno mismo y el resto, valorando su individualidad.

6. Dinámicas de cooperación y colaboración

Las activas de cooperación y colaboración se consideran un pilar fundamental en cualquier entorno en el que se desee promover los nudos entre diferentes personas. Lo que hacen es potenciar la cooperación grupal al focalizarse en que todos los pertenecientes de la actividad tengan las mismas opciones de participar.

Realmente, en la práctica todas las actividades son de cooperación y/o colaboración en la medida en que siempre y en todo momento se hagan de forma grupal y sirvan a fin de que sus integrantes aprendan a relacionarse con otras personas.

Deja un comentario