Los 7 mejores suplementos de deportes (y sus beneficios)

Hacer ejercicio es fundamental para estar bien. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda efectuar de 150 a 300 minutos de actividad física moderada a la semana, o por lo menos 75-100 minutos de actividad vigorosa y riguroso a nivel osteomuscular. Desde ir caminando a los sitios hasta subir las escaleras en vez de coger el ascensor, todo pequeño acto que ejercite la musculatura en un largo plazo ayuda a tener una vida más sana física y mentalmente.

Alén de estos datos básicos, podemos destacar que cada vez más personas deciden realizar del deporte una rutina algo más seria y, por este motivo, están más interesados en ver desenlaces físicos tangibles tras el entrenamiento. Ya se demostró infinitas ocasiones el efecto de los esteroides o anabolizantes en quienes los consumen (caída del pelo, cambios de humor, disfunciones hepáticas, disminución de inmunoglobulinas, etc.), conque ese camino se descarta en la enorme mayoría de las situaciones.

Como sustituto a estos agresivos compuestos que aceleran el crecimiento de los tejidos con varios efectos dañinos, han surgido a lo largo de los años una secuencia de elementos orgánicos o minerales que se pueden ingerir con riesgo mínimo y que, de una manera u otro, asisten a ganar fuerza muscular o a definir el tono general si se practica el ejercicio físico necesario. Con base en esta propuesta, hoy te traemos los 7 mejores suplementos de deportes. No te lo pierdas.

¿Cuáles son los más destacados suplementos de deportes?

Los suplementos de deportes (también populares como ayudas ergogénicas) son modelos que se usan para mejorar el rendimiento deportivo, ya sea en el ámbito profesional o rutinario. El término “suplemento” no posee ninguna consistencia a nivel farmacológico, ya que engloba vitaminas, minerales, antídotos herbales, fármacos tradicionales asiáticos, aminoácidos y muchas otras substancias que, de una manera u otro, semejan sacar el máximo al desempeño físico individual.

Por servirnos de un ejemplo, para ganar masa muscular se frecuenta recomendar el consumo de alimentos hipercalóricos (pero con pocos azúcares libres), creatina, proteínas y aminoácidos esenciales. Por otra parte, para prosperar el desempeño se recurre a aumentar el consumo de agua y bebidas deportivas (isotónicas), hidratos de carbono, sales (bicarbonato y sodio) y cafeína Beta-alanina.

Antes de mostrarte los 7 mejores suplementos de deportes, debes tomar en consideración una cosa: estos modelos se piensan suplementos alimentarios y, como tales, no deben ser aprobados por la FDA (Administración de Fármacos y Alimentos) antes de salir al mercado. Si su efecto es dañino o supone un riesgo para la salud pueden ser retirados, pero en la situacion contrario, los comerciantes son libres de poner predisposición del público lo que consideren.

Por este motivo, te instamos a que mires todo producto “prodigioso” vendido en parafarmacias y grandes superficies con un ápice de desconfianza. Estos compuestos en forma de tabletas orales no son medicamentos y, por consiguiente, su efecto no está asegurado. En este momento sí, te mostramos los 7 mejores suplementos deportivos, pero basándonos en estudios científicos y fuentes fiables. No te lo pierdas.

1. Creatina

La creatina es un ácido orgánico nitrogenado que está en los músculos y células inquietas de algunos organismos vivos, incluyendo el humano. Los efectos de el consumo de este compuesto en deportistas ahora fueron documentados: por servirnos de un ejemplo, el estudio Effects of creatine supplementation on performance and training adaptations probó, con base en pruebas laboratoriales, que los deportistas que la consumen muestran un incremento de ocupación física entre un 5 y 15 % más que los que no lo hacen.

La creatina se comercializa con apariencia de polvos, y se toma de manera oral una hora antes de empezar a realizar el entrenamiento físico en la mayor parte de las situaciones. Si se consume en las dosis adecuadas (3-5 gramos cada día), no semeja reportar ningún efecto nocivo sobre el cuerpo humano.

2. Suplementos de proteínas

El consumo de proteínas es fundamental para el mantenimiento del tono muscular. Estos compuestos orgánicos forman parte del músculo y, como resultado, de su desarrollo y fortalecimiento (función anabólica muscular). En general, se estipula que para ganar músculo hay que consumir mucho más proporción de proteínas de la que emplea el organismo para obtener energía, sintetizar compuestos desde aminoácidos y sostener la tasa metabólica basal.

La OMS recomienda que el porcentaje de proteína en la dieta ha de ser del 10 al 15% del total, pero la gente que desean ganar músculo deben aumentar este consumo a los 1,5-1,8 gramos al día por cada kilogramo de peso. Esto se puede hallar mediante suplementos o con una dieta basada en las carnes ricas en proteínas y bajas en grasas.

3. Cafeína

La cafeína no es la sustancia mucho más consumida en el mundo entero sin fundamento. Este compuesto estimula el sistema inquieto central (SNC), lo que le entrega a quien lo consume un mayor sentimiento de energía física y mental. Por ello, varias personas que practican deporte tienen la posibilidad de decidir consumir cafeína para que la sesión de entrenamiento sea más liviana y soporten un tanto más de esfuerzo.

De todas formas, se puede destacar que la cafeína es un arma de doble filo, ya que puede causar acidez estomacal, inquietudes, temblores, mareos, taquicardias y otros varios síntomas socios al nerviosismo. Nunca hay que consumir más de 300 gramos de cafeína al día, el equivalente a 2-3 tazas de café.

4. Aminoácidos de cadena ramificada (BCAAS)

Los aminoácidos son las subunidades que, unidas a través de enlaces peptídicos, dan sitio a las proteínas complejas que constituyen todos y cada uno de los tejidos de nuestro cuerpo. Según fuentes profesionales, los BCAAS fomentan la síntesis de proteínas musculares (siendo sus sustratos) e inhiben su degradación, en tanto que el cuerpo no requiere de manera inmediata los aminoácidos de las proteínas que forman parte de la musculatura. De cualquier manera, la comunidad científica sigue poniendo en duda la supuesta actividad que se le asigna a estos compuestos.

5. Ácido Beta-Hidroxi Beta-Metilbutírico

Este complejo nombre hace referencia a un complejo que se usa en muchos ámbitos, desde el médico (para contribuir a la cicatrización) hasta el deportivo, con el propósito de aumentar la masa muscular. Se demostró que disminuye el daño esquelético producido por el deporte, promueve el avance de musculatura y el contorneado de la misma. De todas formas, así como detallan ensayos experimentales, a fin de que este ácido traiga provecho debe hacerse ejercicio en las cantidades indicadas.

6. Beta-alanina

La beta-alanina es otro de los aminoácidos naturales que disminuye la fatiga y promueve el desarrollo muscular. Se demostró que añadir 4 gramos diarios de beta-alanina en atletas durante 8 semanas promueve el desarrollo del tejido muscular.

7. Espirulina

La espirulina es un compuesto concentrado que proviene de la cianobacteria filamentosa Arthrospira platensis. Este microorganismo reporta muchos beneficios, pues parece ser purificador de aguas contaminadas, su producción es de bajísimo coste y sus propiedades alimenticias son excelentes. Por este motivo, a día de hoy se interpreta a este producto como un superalimento con perspectivas de futuro refulgentes.

Lo que más llama la atención de las pastillas concentradas de espirulina es su contenido proteico, prácticamente 58 gramos de proteína pura por cada 100 gramos totales de suplemento. Para que te hagas un concepto, una pechuga de pollo tiene dentro 27 gramos de proteínas en la misma cantidad, menos de la mitad. Por esta razón, es un complemento perfecto para aquellas personas que estén intentando encontrar ganar masa muscular sin recurrir al consumo de carne de forma continua.

Nuevamente, se recomienda no pasarse con las dosis: 5 gramos cada día como bastante. Todavía no se conocen probables efectos dañinos de la espirulina en personas sanas, pero ante todo complemento dietético, mejor impedir que curar.

Resumen

Como habrás podido ver, estos suplementos deportivos fundamentan su funcionalidad en realidades científicas, entre aquéllas que destaca la siguiente: cuanta más proteína se ingiera, menos tiene que metabolizar activamente el organismo y más libre hay para el crecimiento muscular. Por esta razón, casi todos estos compuestos son directamente aminoácidos o proteína concentrada que el músculo puede emplear para realizarse, siempre que se le someta al entrenamiento adecuado.

De todas formas, te recomendamos que, antes de enrolarte en cualquier entrenamiento físico intenso, consultes con un nutricionista tus pretensiones y también inquietudes. Leer en internet generalidades como estas puede ayudarte a tener un término general de tus requerimientos fisiológicos, pero no hay nada como la atención personal de un profesional en la materia.

Deja un comentario