¿Los suplementos como el aceite de coco o la vitamina E son ventajosos para prevenir o tratar el Alzheimer?

A menudo aparecen noticias sobre suplementos alimenticios o productos nutricionales ventajosos para el tratamiento, o aun la cura, de la patología de Alzheimer. Es la situacion del aceite de coco o de suplementos de vitamina E.

Alén de eslóganes de publicidad y testimonios personales aproximadamente contundentes, debemos imponer precaución frente este tipo de modelos en tanto que no solo no aportan ningún beneficio probado, sino que en algunos casos asimismo podrían resultar dañinos. Desde la Fundación Pasqual Maragall recomendamos contar con información objetiva y actualizada en relación con estos temas que asista a la gente afectadas y sus cuidadores a tomar las mejores decisiones.

¿Los suplementos como el aceite de coco son ventajosos para prevenir o tratar el Alzheimer?

Actualmente no existen estudios científicos que acrediten la utilización del aceite de coco en el tratamiento de la patología de Alzheimer. Los reclamos publicitarios que se hacen sobre este producto se fundamentan en hipótesis no comprobadas.

En un cerebro con Alzheimer las neuronas ven comprometida su capacidad para procesar la glucosa, que es su principal fuente de energía. Los que defienden la teoría del aceite de coco para el tratamiento del Alzheimer postulan que esta substancia puede proveer de una fuente de energía alternativa, los llamados cuerpos cetónicos que se generan desde los Triglicéridos de Cadena Media (TCM) y que se encuentran en cantidad considerable en el aceite de coco.

Es verdad que la disfunción de energía en las neuronas es algo conocido y hay diversas investigaciones en marcha en todo el mundo dedicadas a estudiar la implicación de este proceso en la enfermedad. Sin embargo, hoy día, los beneficios del aceite de coco son una pura suposición que no ha sido evaluada en indagaciones científicas rigurosas. Además de esto, como advierte la Organización Mundial de la Salud, el aceite de coco tiene un prominente índice de grasas saturadas, lo que provoca que un alto consumo del mismo logre derivar en altos niveles de colesterol.

¿Qué entendemos sobre los efectos de los suplementos de vitamina Y también en personas con Alzheimer?

Sí se han realizado investigaciones que han evaluado el efecto de los suplementos de vitamina E en personas con Alzheimer. No obstante, los desenlaces no son concluyentes y resulta necesario proseguir investigando sobre ello. Mientras que, no se puede dar una indicación terapéutica a estos suplementos. Algunos estudios incluso destacan los potenciales efectos adversos de tomar dosis elevadas de vitamina Y también, como la asociación a un mayor riesgo de muerte, particularmente en personas con patología cardiovascular. Por todo ello, pues, no es recomendable administrar por cuenta propia suplementos de vitamina E para impedir o tratar la enfermedad de Alzheimer, sin contar con una opinión, prescripción y supervisión médica.

Nuestra opinión: nutrición equilibrada y consulta médica

No hay estudios científicos concluyentes que demuestren beneficios importantes en el consumo de suplementos alimentarios o alimenticias para el régimen o la prevención de la patología de Alzheimer. Es precisa mucho más investigación sobre esto.

Una nutrición sana y equilibrada (como la dieta mediterránea) debería contemplar los nutrientes necesarios. Frente cualquier duda, es altamente aconsejable que sea el médico quien determine, sea por faltas o relacionado con el régimen o prevención de cualquier patología, la conveniencia de tomar cualquier suplemento nutricional.

Hay que tomar en consideración que los suplementos dietéticos tienen la posibilidad de tener relaciones con la medicación, o estar contraindicados con alguna patología y, al revés de lo que se pretendía, ocasionar efectos adversos y ningún beneficio. El hecho que un producto esté basado en algo “natural” o en vitaminas, no lo exonera de poder ser perjudicial.  

Deja un comentario