Paciente con lesión de la medula espinal prueba el exoesqueleto del neuro-robot

El Hospital de Toledo (Hospital de Paraplejicos de Toledo) prueba a 10 pacientes con lesiones de la médula espinal, el prototipo del exoesqueleto puede efectuar una estimación de posición de alta precisión en el mismo instante y emplear la verdad virtual para reproducir ocasiones todos los días. Esta innovación se desarrolló como una parte del proyecto europeo HYPER, que está financiando el desarrollo de la realidad virtual y la neurorobótica con 5 millones de euros para apresurar la rehabilitación de pacientes con ictus y lesiones de la médula espinal.

Acelerar el proceso de restauración para personas con movilidad reducida. Este es el propósito del proyecto de investigación HYPER, que utiliza neurorobótica, neuroprótesis y realidad virtual para prosperar la calidad de vida de los pacientes con movilidad reducida.

Se trata de la principal investigación en curso en este campo en España con un presupuesto de 5 millones de euros, donde participa la Coalición Tecnológica IK4 bajo la coordinación del Consejo de Investigaciones Científicas Destacadas (CSIC).

Desde su puesta en servicio en 2010, el proyecto ha desarrollado un sistema revolucionario para otorgar una exclusiva terapia de rehabilitación y un sistema de compensación de la marcha para pacientes con lesiones de la medula espinal o infarto cerebral. Hasta la fecha se han creado múltiples prototipos, uno de los cuales está en etapa de validación clínica preliminar en 10 pacientes con lesiones medulares en el Hospital Nacional de Paraplejicos de Toledo en Toledo.

Los competidores del emprendimiento afirmaron que estos desenlaces alentadores llevaron a que el proyecto se extendiese por un año con fondos del programa Consolider Ingenio del gobierno español.

Prototipo en prueba

Como parte de este emprendimiento, los socios de IK4 y también HYPER han desarrollado un complejo prototipo de rehabilitación para pacientes con accidente cerebrovascular o lesiones de la médula espinal. El prototipo se apoya en la utilización de un exoesqueleto que monitoriza los movimientos de los brazos para efectuar valoraciones exactas de su postura, tiempo y uso de la verdad virtual para recrear ocasiones cotidianas.

La principal ventaja de estos instrumentos es que permiten que el desarrollo de rehabilitación se inicie antes, hacen que el tolerante sea mucho más intenso y cómodo, y contribuyen a una recuperación más rápida y completa.

El sistema desarrollado asimismo permite el análisis cuantitativo de la evolución del paciente, lo que es muy útil para la evaluación clínica por la parte de los profesionales en el proceso de rehabilitación.

Eduardo Carrasco, gerente del emprendimiento IK4, dijo: “Este desafío fue superado merced al trabajo de un equipo multidisciplinario formado por estudiosos técnicos y clínicos del Centro Nacional de Excelencia.

Añadió que uno de sus retos clave de futuro será “validar las terapias desarrolladas en ensayos clínicos en una enorme población de pacientes y el avance comercial de estas resoluciones”.

Participación española

En este plan, el centro VICOMTECH-IK4 se encarga de investigar el potencial de la realidad virtual en el proyecto, mientras que IK4-CIDETEC se encarga de desarrollar sensores que introducen prótesis y miden la presión para contestar de manera natural a sus movimientos y reaccionar.

Según el director del proyecto, HYPER ha contribuido de forma decisiva a reforzar el eje de investigación en neurorrehabilitación IK4 y ha estrechado lazos con estudiosos y también instituciones de reconocido prestigio.

Según él, la idea “impulsó las actividades de neurorrehabilitación del conjunto y debería tener un encontronazo industrial importante en el País Vasco, en tanto que muchas empresas están deseosas de explotar los resultados obtenidos”.

El emprendimiento está dirigido por el Conjunto de Bioingeniería del CSIC y asimismo colabora con otras instituciones dedicadas a la investigación científica y médica, como el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, la Facultad de Zaragoza, la Universidad Juan Carlos y la Universidad Carlos. III. Centro Catalán de Bioingeniería (IBEC), etc.

Fotografía: Uno de los prototipos ensayados en el Hospital de Parapléjicos de Toledo. / Empresa de la Industria de Construcción Naval de China

Deja un comentario