Partes del cerebro y como funcionan

Ciertamente a simple vista las partes del cerebro está dictaminada por los hemisferios cerebrales. Sin embargo, su correcta funcionalidad es el resultado de la interacción de varias piezas anatómicas. Te explicaremos de forma simple cuál es la función que cumplen las estructuras anatómicas de mayor relevancia en el encéfalo.

El cerebro funciona como una maquinaria de partes que se integran. Sin embargo, por ahora tomaremos las estructuras anatómicas de mayor relevancia como órganos independientes; lo más importante es que comprendas la notable influencia de estas estructuras anatómicas en la conducta, el sueño, la alimentación y otros hábitos cotidianos.

Neuronas cerebrales ¿cómo funcionan?

Tal cual el resto de los sistemas orgánicos de nuestro cuerpo, el cerebro también está constituidos por células. La unidad anatómica celular y funcional del cerebro se denomina neurona. Nuestras neuronas destacan por la particularidad en su forma porque algunas asemejan estrellas y otras a animales marinos al estilo de una medusa.

La anatomía neuronal fundamenta una especial importancia en su manera de comunicarse. Existe un pequeño espacio virtual entre una neurona y otra que representa la zona de interacción entre la “neurona emisora” y la “neurona receptora”.

La comunicación que ejecutan las neuronas se denomina “sinapsis”, uno de los conceptos ejemplo para definir su significado lo provee la Real Academia Española: “relación funcional entre dos células”. En estas interacciones neuronales se fundamentan básicamente todas las acciones del cerebro.

A través de la comunicación neuronal se forman redes complejas que se relacionan con la modulación de acciones sencillas; por ejemplo, el funcionamiento muscular y otras operaciones mayor dificultad tales como las emociones y la conducta.

Los cuerpos neuronales tienen dos tipos de prolongaciones: unas cortas que le dan aspecto estrellado y otras más largas que que le permiten establecer comunicación. Dicha prolongación de mayor longitud se llama “axón”; la parte final de él se denomina “terminal pre-sináptica” y contiene la presencia característica de estructuras con forma de vesículas.

¿Cómo se comunican las neuronas?

Las “vesículas sinápticas” son la clave de la comunicación interneuronal: dentro de ellas están contenidos los neurotransmisores. Los neurotransmisores representan un puente químico en la sinapsis. Sin embargo, su liberación depende de la naturaleza del tipo de sinapsis: se liberan si la comunicación es de tipo química porque de ser tipo eléctrica quedan dentro de las vesículas.

En el lado opuesto del espacio sináptico se localiza la “neurona receptora”; su diferencia con la “neurona emisora” es que no hay estructuras vesiculares en la terminal sináptica. Hay una serie de proteínas especializadas denominadas “receptores” que le confieren estructura a la neurona receptora.

Sinapsis de una neurona

Los receptores se encargan de recibir al mensajero químico o neurotransmisor para permitir la lectura de la naturaleza de su mensaje: excitatorio o inhibitorio, dando fin de esta forma a la fase de comunicación.

Corteza cerebral ¿cómo funciona?

Tenemos la posibilidad de relacionarnos con otros seres vivos porque nuestro sistema nervioso central es capaz de trasformar la información motora y sensorial que se origina en el cortex en respuestas conductuales.

La corteza cerebral se encuentra interconectada con unidades neuronales de la médula que primero captan los estímulos y segundo los re-direccionan hasta ella nuevamente; así se explica porque los individuos ante una situación similar tienen comportamiento variado.

Conocer la actividad de la corteza cerebral nos hará comprender porque sus funciones están íntimamente relacionadas con nuestro comportamiento; por tal razón primero dividiremos cada uno de sus sistemas funcionales y luego explicaremos su asocian con la conducta:

Sistema sensorial

A nivel sensorial el SNC se encuentra dividido por subsistemas; dichos subsistemas tienen origen en la amplia distribución  de neuronas para la recepción sensorial que pertenecen al Sistema Nervioso Parasimpático

La corteza somatosensorial primaria: está conformada por las áreas uno, dos y tres de Brodmann; su función es captar las sensaciones articulares, táctiles y musculares del lado opuesto del cuerpo. Los daños de esta área causan confusión en la percepción táctil como por ejemplo: dolor, presión y temperatura.

Luego está la corteza somatosensorial secundaria: está conformada por las áreas cinco y siete de Brodmann, su mayor función está en los movimientos voluntarios dirigidos en relación a estímulos visuales. Por esta razón, si hay daño de esta área cortical habrá incapacidad de coordinar los movimientos hacia un objeto que se ve con claridad.

Por su parte la corteza somatosensorial terciaria permite la percepción de las texturas, formas y tamaños de los objetos al tocarlos con las manos. Lesiones de estas áreas del corte provocan que los individuos no reconozcan alguna parte de su cuerpo como suya.

Sistema motor

Esta parte de la corteza tiene la tarea de liderar el control sistema músculo-esquelético, aquí se generan los movimientos musculares y el mantenimiento de la postura; por lo tanto: esta es el área del córtex que se encarga de configurar las acciones que nos permiten interactuar.

Las unidades anatómicas que se ven involucradas en este proceso son: cerebro, corteza motora y médula espinal. La médula espinal forma parte de la placa motora que es quien ejerce control de los reflejos, así los reflejos deben ser entendidos como principio básico de la zona motora. En un segundo orden de ideas, la corteza motora ejerce control sobre todo el sistema músculo-esquelético.

Corteza motora

La corteza motora primaria controla la la motricidad voluntaria del lado contrario del cuerpo; afecciones de esta área se caracterizan clínicamente por parálisis de grandes grupos musculares y reflejos osteo-tendinosos exaltados.

También existe un área pre-motora o área motora suplementaria, representada por el área cortical seis de Brodmann; esta zona controla “las ganas de generar un movimiento” así como organiza los movimientos donde intervendrán las áreas visuales o auditivas.

Sistema de asociación

En esta zona sucede la concentración de todos los estímulos; luego de recibidas las señales sensoriales esta área procede a identificarlas y procesarlas con el fin de planificar conductas. Esta área del cortex a además, interviene directamente en la estructura de la personalidad: ejerce influencia en las áreas corticales del lenguaje, atención memoria y emoción.

Anatómicamente la zona se delimita en las áreas frontales, parietales, temporales y occipitales de la corteza cerebral, por tal razón se justifican todas las interconexiones motoras y sensoriales que en ella suceden.

Conclusiones

Para concluir: el procesamiento de toda la información ocurre de forma secuencial y no aislada en cada área de la corteza. Primero, transita por la corteza somatosensorial primaria y secundaria; segundo atraviesa y se discrimina en la corteza de asociación y por último se dirigen al sistema motor para generar una respuesta.

Sistema límbico

Las áreas de control para la actividad intelectual y la conducta están parcialmente localizadas en el cortex; se encuentran más bien en otras estructuras más profundas a él. Todas estas piezas anatómicas en conjunto se conocen como sistema límbico y están íntimamente relacionadas con el origen y control de las emociones.

Una pequeña región de este sistema: el hipotálamo, está ligado directamente a las conductas emocionales y procesos vitales como el hambre y la sed.

Un ejemplo claro del funcionamiento de este sistema son los núcleos nerviosos de “saciedad” y “hambre” ubicados en el hipotálamo: al ser estimulados por sistemas complejos como el pensamiento o parámetros más simples como los niveles de glucosa en nuestra sangre, evocan la respuesta que les corresponde, bien comer hasta saciarse o dejar de comer por estar satisfechos.

El hipocampo es otra región importante del sistema límbico, se le conoce como “órgano de la memoria“; la función del hipocampo es generar y recuperar recuerdos lo que le confiere vital importancia en los procesos de aprendizaje.

Otra parte del cerebro que toma real importancia en este sistema es la amígdala. La función de la amígdala cerebral es originar y regular emociones pero no solo eso, también interactua con la corteza pre-frontal para inhibir y regular conductas.

Partes del cerebro

En este punto ¿Entiendes tu cerebro como un órgano complejo que responde en base a la función de varias zonas y estructuras especializadas? entonces: hemos logrado el objetivo. Sigue leyendo nuestra sección ¡Conoce tu Cerebro! para que te enteres a detalle sobre los procesos cognitivos, las emociones y su importancia en tu cotidianidad.

Deja un comentario