¿Por qué es peligrosa la burundanga?

La burundanga es una droga que en el imaginario colectivo fué construida más por medio de leyendas urbanas que mediante hechos demostrados. Es una substancia de la que diríase que se usa básicamente para anular la intención de víctimas de abusos y violaciones, dado que, no dejaría rastros en el organismo pasadas unas pocas horas.

Esto llevó a que sea vista como una especie de sustancia “espectro”, que es realmente difícil de detectar y estudiar. Nada más lejos de la verdad.

En el artículo vamos a hablar acerca de qué es exactamente la burundanga y por qué razón es peligrosa verdaderamente.

¿Qué es la burundanga?

La escopolamina, también famosa como burundanga (más que nada a nivel popular, fuera de círculos de investigación científica) es una droga anticolinérgica desarrollada originalmente para tratar los mareos por movimiento y que más adelante se fué aplicando asimismo como antiparkinsoniano y antiespasmódico.

Este alcaloide está en varias plantas como la belladona o la mandrágora, y hace siglos que algunas etnias y sociedades la emplean en rituales religiosos o como remedios naturales pre-científicos; sin embargo, el compuesto químico fue apartado por primera vez hacia el año 1900.

La burundanga tiene bastante de historia de historia legendaria urbana, ya que bastante gente creen que el único efecto que tiene en el cuerpo humano es el de la sedación y la amnesia y que en pocas horas ha desaparecido del organismo sin dejar huella (algo falso, pero que motiva su uso como sustancia para violar).

Esto ha motivado que haya sido vista como una substancia sin aptitud de ocasionar daños a medio y largo período, pero la verdad dista bastante de eso. En realidad, lo que se toma como un fácil efecto de sedación es de todos modos una intoxicación capaz de generar insuficiencia respiratoria, trastornos del ritmo cardíaco, convulsiones o aun la muerte.

De hecho, estos efectos hicieron que más allá de que a lo largo de múltiples décadas del siglo XX ciertas entidades de policía y agencias de sabiduría emplearon la escopolamina como “suero de la realidad” para procurar obtener información de personas cuestionadas, terminasen por dejar de usar esta substancia.

Pero como veremos, la burundanga no es peligrosa únicamente por los resultados consecutivos de la escopolamina.

¿Por qué razón es peligrosa esta sustancia?

Comunmente, en el momento en que se habla de la burundanga se pone énfasis en sus efectos neuro-psicológicos; en concreto, se la conoce como la sustancia que “anula la voluntad de la persona”.

Esto quiere decir que una vez fué consumida, en cuestión de minutos la persona pierde el control de sus actos y su consciencia queda modificada y total o relativamente desconectada de lo que sucede a su alrededor. Es por eso que, en el imaginario colectivo, esta substancia está asociada a la actividad criminal de quienes cometen violaciones o abusos sexuales: su método consistiría en ingresar la burundanga en la bebida de la víctima sin que esta última se dé cuenta, y esperar a que esté en una situación de total puerta de inseguridad.

No obstante, es esencial tener muy en cuenta que la peligrosidad de la burundanga va alén de la criminalidad y el daño a terceros; se trata de una sustancia que va de la mano de varios riesgos también para esos que se la gestionan a sí mismos.

Uno de los motivos de o sea que la burundanga libre para empleo ajeno a la ciencia básica o aplicada es vendida principalmente mediante vías ilegales. Esto quiere decir que aparte de producir efectos ahora por sí peligrosos como los desvaríos, las alucinaciones y la incapacidad de controlar y coordinar bien los músculos, es muy frecuente que la sustancia esté adulterada.

En la venta ilegal no hay un control de lo que incluye la mercancía vendida por el hecho de que como es natural no se aplican estándares de calidad ni se emplean metodologías sistemáticas para fabricar siempre y en todo momento lo mismo, y no son extrañas las ocasiones en las que se mezcla la droga con otras, o aun con substancias muy tóxicas, simplemente para poder tener más material que vender bajo el nombre de lo ofertado, sin que el cliente lo sepa.

¿Es posible desarrollar adicción a la burundanga?

Es complicado llegar a desarrollar un nivel de dependencia hacia la burundanga que pueda ser considerado adicción, debido a los inconvenientes para conseguirla y a sus efectos secundarios.

Normalmente, quienes buscan exponerse a ocasiones estimulantes enlazadas a las alucinaciones usan otras drogas de uso recreativo ilegal, que son comercializadas pensando específicamente en estos efectos.

Deja un comentario