Que es y por que pasa

Estas Trastorno de despersonalización (TDD o SDD) Este es un mecanismo psicológico muy especial. En el momento en que sucedió, esta persona sintió que había perdido su identidad, no aceptó que era ella y sintió lo mismo por la verdad que lo rodeaba. El sentimiento de alienación, daba la sensación de que una parte de ella se había separado y desaparecido, la llenaba de dolor, malentendidos y depresión. Que pasa conmigo Me estoy volviendo ido ¿Se irá el mundo entero? ¿Este sentimiento va a existir siempre?

Esta sensación dolorosa aparece por el hecho de que, en general, raras veces estamos familiarizados a comprender cómo marchan nuestros mecanismos mentales, y en el momento en que nos relacionamos con nuestro cuerpo, esta situación no sucede. La sabiduría habitual nos advierte sobre el papel de la fiebre en la gripe, o de qué forma se desarrolla el proceso de curación, o hematoma. Sin embargo, en el momento en que se enfrenta a una máquina mental Nos sentimos absolutamente indefensos.

Nos amedrentó Cualquier expresión que no tengamos la posibilidad comprender creará mal. Gracias a esto, en el momento en que ocurre TDD de pronto dejamos de reconocernos (normalmente debido a eso que ya sucedió y hacer miedo), acentuará nuestro mal y entrará en un círculo vicioso. Comprender las causas tras esta patología puede ayudarnos a salir de este círculo.

Sobre el tema de los artículos a juego

Trastorno límite de la personalidad: 4 claves para afrontarlo

El origen de TDD o SDD

Esta enfermedad está estrechamente relacionada con la fobia, Si bien logre obedecer a los demás El enfrentamiento o situación que nos empuja al límite. Ante fenómenos que pudiésemos haber experimentado en algún momento de nuestra vida (fuera de nuestra situación, por ser inesperados e impensables, la acumulación de distintos contratiempos en nuestra vida ha dejado restos …) En determinado instante reventó sin ser obvio se transformó, en la manera de un dolor supremo y provocó el colapso del alma.

El colapso psicológico puede eliminar una parte de nosotros e incluso nuestra situación.

El desarrollo se puede invertir: Estábamos perdidos, estamos extraños y después asustados. Este estado también puede suceder antes de cambios o proyectos importantes en nuestra vida. Pensamos que todo prosigue su curso habitual, pero hay algunas cosas en el fondo que no entendemos o que son inadecuadas.

La llegada y la duración de este estado mental dependen del motivo de la contestación obstructiva.

La traición emocional intensa, el acoso persistente del trabajo o la familia, las opiniones firmes y obsesivas sobre el concepto de nuestra existencia, o las intranquilidades por el futuro incierto pueden desencadenar un colapso mental y en ocasiones aun eliminar nuestra imagen en el espéculo. Ya no entendemos quiénes somos ni hacia dónde vamos.

Todas estas manifestaciones son el resultado de que nuestras mentes trabajen por norma general para soportar lo que no podemos absorber por completo. O porque la situación es realmente fuerte y traumática, Anega las herramientas psíquicas que contamos en cada momento; Carecemos de la experiencia, las conmuevas o los elementos conceptuales para entender el conflicto básico.

La clave es que debemos separarnos; una parte de nosotros mismos está dando testimonio de lo que sucede, otra sección Ahora esta vacio.

Sobre el tema de los artículos a juego

síndrome de Asperger

Síndrome de Asperger: ¿un trastorno personal o un inconveniente social?

¿De qué forma tenemos la posibilidad de solucionarlo?

Ahora nuestra lucha es recobrar la parte perdida. El dispositivo psicológico logra eliminar todo cuanto no podemos digerir, pero al llevarlo a cabo también borra parte de nuestra vida. Esto será afín a la quimioterapia para tumores, consigue cargar células malas, pero asimismo destroza células buenas.

Esto no solo sirve para volver a poner la parte perdida por malentendidos, sino asimismo para ganar los elementos para combatir la situación básica, aprender mucho más y impedir las razones que nos llevaron allí.

  • No debemos caer bajo la etiqueta de una exclusiva identidad patológica. No somos un síndrome concreto, pero estamos respondiendo a algo que necesita una acción correctiva. Tal como no somos una patología física, la soportaremos y nos encargaremos de conseguir una solución.
  • Tenemos que tomar en consideración que los humanos están regularmente hablando consigo mismos. Lo hacemos como si se lo estuviéramos haciendo a otra persona. Nos criticamos, perdonamos, nos animamos, etcétera. En el momento en que hay un colapso mental, el diálogo se detiene y nos refugiamos en la parte negativa, y creemos que sólo existe esa parte. Pero no, hay los dos. La prueba es que comenzamos a buscar información o asistencia y hablamos mientras lo hacíamos, solo de forma negativa y dolorosa.

Requerimos volver a poner nuestro diálogo de adentro a la continuidad normal.

  • Entiende que el marco está roto En determinado sentido, eso nos da más o menos sentido a la vida. Es bien difícil para nosotros admitirlo y hallar otros sentimientos que no nieguen lo sucedido, pero que no nos anclen en este rincón y fomenten la reconstrucción de nuestras habilidades.
  • Un viaje en el tiempo le va a ayudar. Allí encontramos un hilo muy apreciado. Traigamos de vuelta todo cuanto hemos hecho en la vida. Guardemos sus virtudes y todo lo que apostamos. Preguntémonos por qué razón son efectivos, hay que reformularlos y descartarlos. Reinventémonos.
  • Pidamos ayuda. Puede ser preciso escribir y charlar con amigos o psicoterapeutas que no nos hayan etiquetado. Además de la puerta al estancamiento, un óptimo trato también puede proporcionar más información sobre nuestros recursos y nuestro sistema de defensa sicológica. Cuanto más sepamos sobre ellos, mejor preparadas y mucho más seguras estarán nuestras vidas.

Deja un comentario