¿Qué puede realizar una persona narcisista para dejar de serlo?

La gente con tendencia al narcisismo suelen padecer situaciones de inestabilidad emocional y crisis en sus relaciones.

Pero por suerte, no hay aspecto psicológico que deba sostenerse necesariamente en el núcleo de la personalidad de alguien, sobre todo si da problemas. Por eso, en el presente artículo vamos a hacer una ojeada a varios consejos para parar de ser marcadamente narcisista.

¿Qué es el narcisismo?

El narcisismo es un fenómeno psicológico que puede adoptar la forma de un aspecto de personalidad o de una alteración psicopatológica, en algunos casos extremos.

En mayor o menor medida, todos presentamos un cierto nivel de narcisismo que y también manifiesta mediante nuestras acciones al interactuar con nuestro entorno y con el resto; no obstante, varias personas tienen tal tendencia al narcisismo que esta produce inconvenientes, y en casos de esta forma es posible diagnosticar un trastorno psicológico, como observaremos.

Esto es, que si bien el narcisismo puede ser medido cuantitativamente (es posible ver en qué grado alguien es narcisista), asimismo puede ser estudiado desde una óptica cualitativa, viendo si este alcanza a ser tan profundo que constituye un trastorno, una entidad clínica que aparece en los manuales diagnósticos de psiquiatría y psicología clínica.

No obstante… ¿qué es exactamente lo que caracteriza a la gente con un narcisismo muy creado? El narcisismo es una inclinación a a cultivar un concepto del “Yo” idealizado y que, para poder mantenerse, debe ser nutrido por la admiración y validación incesante del resto.

Así, el narcisismo tiene que ver con los intentos de coche-convencernos de que somos alguien de gran importancia, de cualidades excepcionalmente positivas, un individuo inusual en el buen sentido. Esta iniciativa de que somos alguien “particular” provoca que ojalá la actitud del resto frente a nosotros se corresponda con la idea de que somos alguien interesante, con la capacidad de cautivar a los otros ya sea por nuestros méritos académicos o expertos, por nuestro carisma, etc.

Pero aunque resulte paradójico, esta inclinación a mantener un autoconcepto “inflado” es una fuente de inseguridades, y es frecuente que la gente muy narcisistas sufran de una autovaloración muy inestable. Y es que el narcisismo puede predisponernos a una timidez extrema, por poner un ejemplo, puesto que la posibilidad de experimentar rechazo por parte de los demás resulta muy perturbadora y crea un intenso temor que conduce a la evitación. Asimismo nos puede predisponer a lo opuesto, a mantener una intensa vida social para sostener un círculo de amigos y populares que nos aporte validación incesante.

En todo caso, el narcisismo incentiva unas dinámicas de dependencia y baja tolerancia al recazo y al fracaso, lo que, como hemos adelantado, puede ser problemático.

El trastorno narcisista de la personalidad

El narcisismo patológico se conoce como trastorno narcisista de la personalidad. Esta psicopatología se expresa por medio de síntomas como los siguientes:

  • Expectativas irreales y demasiado optimistas sobre la deferencia con la que el resto nos tienen que tratar.
  • La persona alimenta fantasías sobre sus cualidades positivas, para mantener un autoconcepto inflado.
  • Siente mucha frustración en el momento en que recibe un trato “habitual” o que no le estimula por delante del resto.
  • Precisa sentir la admiración de los demás con mucha frecuencia.

Frente al narcisismo patológico, es importante buscar ayuda psicoterapéutica profesional.

¿Qué hacer para debilitar la tendencia al narcisismo?

El modo mucho más eficaz de ponerle freno a la tendencia al narcisismo es ir a psicoterapia (y, en la situacion del narcisismo patológico, todas y cada una de las resoluciones pasan por tener ayuda psicológica profesional). Pero en líneas en general, las siguientes pautas pueden asistir en casos de narcisismo moderado.

1. Desarrollar tolerancia frente a las propias imperfecciones

Esto requiere tiempo y esfuerzo, pero es importante hacerlo. Consiste en exponernos a eso que interpretamos como nuestras imperfecciones (psicológicas o físicas) sin tratar de evitar esas imágenes o pensamientos, en una situación donde podemos controlar aproximadamente el tiempo y el nivel de exposición.

Por poner un ejemplo, ponernos frente a un espejo y centrar la mirada en las arrugas de la piel, o cerrar los ojos y recordar una situación en la que hicimos el ridículo. La iniciativa es sostener nuestra atención fija en esas experiencias y percibirlas desde la aceptación, limitándonos a reconocer los hechos objetivos, sin juzgarlos como buenos o malos. De este nodo, vas a tener una visión más matizada y compensada de ti.

2. Descubre las conductas de búsqueda de validación

Trata de detectar patrones de accionar habituales en ti en los que reconozcas una búsqueda de validación (por servirnos de un ejemplo, sostener siempre y en todo momento un fluído contante de selfies favorecedoras en tus comunidades gracias a que te sentirías mal si no lo hicieses). Para esto, es conveniente que emplees un diario personal.

Pasadas unas pocas semanas, ya te habrás familiarizado con muchas de esas formas de proceder habituales que efectuadas prácticamente sin ofrecerte cuenta, y vas a poder evaluar a desprenderte de ellas de a poco, si bien sea para que aprendas a ser capaz de prescindir de ellas.

3. Prioriza la honestidad en las relaciones

Para ser menos narcisista, es esencial afrontar el miedo al rechazo y aproximarte a las relaciones personales dándole más relevancia a la sinceridad por ambas partes.

Tú has de ser con la capacidad de expresar tus inseguridades, y también has de ser capaz de poder escuchar críticas o incluso opiniones negativas sobre ti. Es normal que en ocasiones esto nos lleve a cabo sentir muy mal, pero esta no debería ser siempre y en todo momento la regla.

4. Establece una escala de objetivos en aquello que te interesa lograr

Muchas pesonas instaladas en el narcisismo lo ven todo en blanco o negro: o algo es un éxito, o es un fracaso. Detente a desgranar tus metas y objetivos dejando que se muestren en diferentes grados de logros a lograr.

5. Mentalízate en la relevancia de pedir ayuda

Frente ciertas experiencias y alteraciones sentimentales, vas a deber soliciar asistencia. A veces a los amigos y familiares, y en las situaciones mucho más severos, también a los expertos de la salud psicológica. Esto no es nada malo, y en verdad, poseerlo presente te vuelve un individuo más resiliente y con mayor capacidad de autorregularse.

Como rutina, cierra los ojos durante un par de minutos y también imagínate pidiendo asistencia y obteniéndola no de un modo humillante, sino más bien humano por las dos partes: tú te sientes mal y la otra persona se implica en tu caso pues empatiza contigo.

¿Buscas servicios de psicoterapia?

Si estás pensando en empezar un proceso de psicoterapia para mejorar en las formas en las que te relacionas con los demás y contigo/a, ponte en contacto con nosotros.

En Psicotools trabajamos con las técnicas de psicoterapia más eficientes adaptadas a las características y problemáticas de cada individuo, atendiendo pacientes de todas las edades. Nos puedes localizar en nuestro centro situado en Barcelona (en el distrito de Gràcia), y también puedes decantarse por la modalidad de terapia online por medio de videollamada.

Deja un comentario