Soñar que no te puedes mover: ¿qué significa?

Podemos soñar con prácticamente cualquier cosa pero no hay duda de que hay sueños mucho más preocupantes que otros. Uno de los sueños mucho más agobiantes que tenemos la posibilidad de tener es aquel en el que no podemos mover ni un solo músculo

¿Significa algo soñar que no te puedes mover? Semeja que hay quienes defienden que sí. Observemos qué creen.

Soñar que no te puedes mover

Hay quienes dicen que nuestros sueños pueden ser una parte importante de nuestra situación, tanto que incluso podrían llegar a decirnos algo. Quienes se consideran expertos en la interpretación y análisis de sueños piensan que lo que soñamos es un reflejo de nuestras actitudes o, incluso, tienen la posibilidad de predecir nuestro futuro. Es posible que soñar que no te puedes desplazar parezca un sueño fácil, poco complejo, pero los investigadores de sueños le sacaron múltiples significados, como a todos los sueños.

La interpretación de sueños es una especialidad que comúnmente se ha asociado con la psicología, a pesar de que tiene mucho más bien poca relación. La causa (o la culpa explicado de otra forma) se la debemos a Sigmund Freud quien en los comienzos del psicoanálisis defendió la iniciativa de que lo que soñamos, de que aquello que se nos muestra en nuestro mundo onírico, se puede relacionar con nuestra forma de ser en la vigilia, nuestros problemas personales y intranquilidades.

Por otra parte, la interpretación de sueños es tan fiable como lo puede ser la astrología, la interpretación de runas mágicas o arrancar los pétalos de una margarita para comprender si esa persona tan particular nos desea o no. El significado que se le quiera atribuir a los sueños es totalmente libre, subjetivo, y tiene más que ver con nuestras vivencias diarias que no con aquello que verdaderamente se es o nos pueda suceder.

Sea como sea, y tanto si se cree en que nuestros sueños nos dicen algo como si se tiene algo de sentido común, ahora veremos qué es lo que podría representar soñar que no te puedes mover, a parte del obvio y evidente significado de que no te puedes mover.

No poder desplazarse en sueños y sus significados

Son varios los significados a los que los presuntos expertos en la interpretación de sueños le atribuyen al soñar con que no nos podemos mover. Es posible que sea solo un sueño desesperado, sencillamente la sensación de quedarse paralizado por cualquier fenómeno ocurrido en nuestro sueño, pero también puede que tenga ciertos significados más profundos.

1. No puedes desplazarte por impotencia

Los defensores de la interpretación de sueños sostienen que no poder moverte mientras duermes puede representar frustración, impotencia y también incapacidad para gestionar apropiadamente mucha ansiedad.

Asimismo se puede relacionar con tener la sensación de que no somos capaces de resolver los conflictos que afligen nuestra vida. Nuestra frustración y también impotencia hacia aquello que nos agradaría reparar pero que simplemente vemos que no tenemos la posibilidad de nos estresa tanto que de forma directa nos quedamos completamente paralizados.

2. Baja autovaloración o inferioridad

Otra de las explicaciones que se le da al soñar con que no te puedes desplazar es la baja autoestima, que se representa en forma de la total incapacidad para lograr moverse mientras se está en el planeta onírico. Sería la manifestación del sentimiento de que se es inferior al resto.

Esto causa que en un lugar tan misterioso como lo son los sueños y en donde estamos muy indefensos, la baja autovaloración nos vuelva todavía menos capaces de comprender qué hacer ahí, haciendo que nos quedemos paralizados completamente.

3. No puedes moverte por frustración

Soñar que no te puedes mover mientras que estás soñando quiere decir que no puedes descargar frustraciones libremente. No puedes chillar, pegar a quien quieras, no puedes llevar a cabo nada contra aquello que sientes que te daña o te angustia. De esta manera este sueño se relacionaría con negatividad y temor, sensación de que no se tiene bajo control algo fundamental en nuestras vidas.

4. Miedo a decir o hacer algo perjudicial

Hay quienes comentan que el sueño en el que no te puedes desplazar está relacionado con el temor a decir o hacer algo que crees que puede perjudicarte. Aunque podrías realizar lo que quisieses, pues para algo es tu cabeza, no lo haces por temor a las secuelas. Te incapacitas a ti a modo de mecanismo de defensa y protección en frente de secuelas no deseadas. No sabes qué llevar a cabo, por el hecho de que aquello que te gustaría realizar piensas que te puede sospechar problemas.

5. Soñar que ves personas paralizadas

Es posible que soñemos con personas que no se tienen la posibilidad de mover, completamente paralizadas por algo que vieron o hecho. Esto se interpreta tal y como si alguien próximo a ti pasa por una mala situación, una situación que le resulta tan terrible que sientes como si tuviese temor y no fuera capaz de afrontar ese inconveniente.

También puede que a lo largo de este sueño tengas cierto sentimiento de culpa, no pues siempre hayas sido el responsable sino más bien pues te ves en la obligación de asistirle y todavía no lo haces.

6. Soñar con que no te puedes mover de cansancio

Los defensores de la parasicología ven el soñar con que no te puedes desplazar de cansancio como un signo de estar pasando por un intérvalo de tiempo en que la rutina y el estancamiento han tomado importancia. La vida se convirtió en algo muy rutinario, lo que trae consigo agotamiento físico y mental. Estamos tan cansados que este cansancio en ocasiones se traslada a nuestro mundo onírico, realizando que incluso en nuestro descanso tengamos sueños en los que no nos tenemos la posibilidad de mover de lo agotados que nos encontramos.

No poder desplazarse gracias a parálisis del sueño

Y dejando de lado los significados místicos, abandonamos el mundo mágico de los sueños para hablar de un inconveniente mucho más terrenal: no poder moverse gracias a parálisis del sueño. La parálisis del sueño es un trastorno consistente en no poder moverse ni hablar en el momento en que se pasa del sueño a la vigilia, o sea, cuando uno se despierta y consigue un mínimo grado de conciencia.

La persona está un poco despierta, pero no logra moverse, lo cual le puede provocar confusión, nerviosismo y miedo, incluso si no es la primera oportunidad que la padece. Esta incapacidad para moverse puede perdurar entre uno y tres minutos, y durante todo ese transcurso de tiempo el afectado es inútil de desplazar ni un solo músculo a pesar de estar semiconsciente.

Durante este episodio se podría decir que la persona en este estado está cognitivamente lúcida. A pesar de ello, experimenta una sensación de paralización en prácticamente toda su musculatura voluntaria, a excepción de los ojos y del diafragma respiratorio. Asimismo se paraliza la laringe, lo cual se traduce en que la persona no puede decir ni una palabra mientras se produce el episodio de parálisis del sueño.

Un fenómeno en especial perturbador, una pesadilla que se ha movido al planeta de la vigilia, es el de las alucinaciones hipnagógicas, que pueden ser tanto auditivas como visuales y táctiles. Es decir, el tolerante sufre alucinaciones a causa de estar medio despierto, tal y como si estuviese soñando con los ojos abiertos y percibiendo la verdad que lo envuelve. Puede ver a otras personas, tener hormigueos, oír voces y demás sintomatología que, más allá de que no es indicativo de un trastorno mental ni nada de eso, dan miedo.

Causas del parálisis de sueño

Son varias las causas detrás de un episodio de parálisis del sueño. Entre ellas tenemos la posibilidad de que haya otra patología, siendo la parálisis uno de sus síntomas. Una de ellas es la narcolepsia, una enfermedad en la que se dan adversidades para sostenerse despierto a lo largo del día. Quienes la padecen suelen tener de forma frecuente asaltos de cataplejía, esto es, parálisis de la musculatura, junto con parálisis del sueño y alucinaciones hipnagógicas.

Otra de las causas es la privación de sueño severa. El afectado puede estar teniendo unos patrones de sueño muy irregulares últimamente, tanto que incluso se ve perjudicada su calidad de sueño. En vez de reposar completamente permanece medio despierto, entrando en un estado de semiconsciencia y padeciendo los síntomas característicos de la parálisis del sueño. Asimismo es posible que no haya inconvenientes de sueño recientes, sino que sencillamente se debe a herencia familiar.

Por regla general, la parálisis del sueño frecuenta aparecer como un síntoma aislado que no implica enorme preocupación clínica y no se acostumbra tratar. Del mismo modo, si persiste a lo largo de mucho más de tres o cuatro semanas consecutivas o la persona empieza a padecer un deterioro significativo de su calidad de vida y no puede dormir adecuadamente, deberá acudir a un especialista para recibir régimen.

Deja un comentario