tipos, especificaciones y efectos en la mente humana

Todos las queremos, aun hay quienes se podría decir que las anhelan. No cabe duda de que las conmuevas positivas son algo esperado por todos pero que rara vez tenemos la posibilidad de tener.

Lo ideal para nuestra salud mental y adaptación a nuestro entorno popular es tener el justo equilibrio entre conmuevas positivas y malas intenciones, aunque es verdad que las primeras contribuyen bastante a la salud en general.

A continuación veremos las conmuevas positivas, realizando énfasis en su relevancia en el buen desarrollo y mantenimiento de un óptimo estado de salud, además de ver ciertas principales.

¿Qué son las emociones positivas?

A lo largo del día tenemos la posibilidad de sentir muchas emociones. Sea por la razón que sea, nuestro estado anímico puede subir como una montaña rusa y esto es completamente normal y sano, mientras que esté dentro de unos parámetros saludables. Lo propio es no tener el humor bastante bajo(p. ej., depresión) ni bastante prominente (p. ej., euforia), sino manifestar el extenso espectro de conmuevas humanas en la eutimia y de forma adaptativa de cara a nuestro entorno popular y personal.

Muy habitualmente, las emociones tienden a ser clasificadas en términos de positivas y negativas. Si bien esto es correcto puede inducir a un fallo, interpretando que las primeras son intrínsecamente “buenas” mientras que las segundas serían “malas”. Esta idea está equivocada por el hecho de que, tanto las positivas como las negativas, todas y cada una ellas son útiles en nuestra vida día tras día, siempre que las sintamos cuando corresponde. Todas y cada una de las emociones son necesarias, lícitas y válidas.

Pero más allá de que es “acertado” sentir cualquier tipo de emoción, no cabe duda de que preferimos las positivas antes que las negativas. Es muy importante que haya un conveniente equilibrio entre estos dos tipos de conmuevas pero, asimismo, y siempre y cuando no nos pasemos con la euforia, las conmuevas positivas acostumbran a hacernos mucho más bien que mal y hacer todo lo posible para atraerlas a nuestra vida es una buena forma de conseguir salud psicológica. Es por este motivo que vamos a centrarnos en ellas, comprendiendo su importancia.

¿Qué son las conmuevas?

Pero antes de entrar de lleno en las conmuevas positivas vayamos por partes ¿qué son las emociones? Es posible que esta pregunta resulte un tanto obvia, pero se hace preciso realizar una corto explicación exactamente en qué consisten. Son varias las definiciones que podemos ofrecer para las conmuevas, pudiéndolas describir como sentimientos muy intensos producidos por un hecho, un recuerdo, un concepto… algo que hemos percibido y sentido de manera muy profunda en nuestro ser.

La palabra “emoción” proviene del latín “movere”, que significa “mover hacia afuera”. Entendiendo su origen etimológico, podemos consultar a las emociones como motores, algo que nos da un impulso, una fuerza para hacer un preciso accionar.

Cuando se presenta una emoción, esta nos transporta a tomar un camino de acción, distanciándonos de otro. Si nos encontramos contentos, nos acercamos hacia cosas agradables por el hecho de que deseamos que duren, al paso que si nos encontramos tristes nos distanciamos de aquello que nos hizo daño para reducir a la mayor brevedad este sentimiento.

¿Cuáles son las emociones positivas?

Básicamente, las emociones positivas son todas y cada una aquellas que se relacionan con sentimientos agradables, aquellas que surgen a consecuencia de que hemos interpretado o comprendido como ventajosa una cierta situación. Ejemplos de esta clase de emociones son la alegría o la alegría, conmuevas que por norma establecida duran poco tiempo y que queremos estirarlas lo máximo que nos sea posible.

Un estado anímico positivo se relaciona con múltiples beneficios. Un individuo contenta, alegre y alentada es un individuo con mejor memoria, atención, retención de la información y conciencia de vivir el momento, permitiendo conducir mejor varios conceptos y tareas al tiempo, motivo por el cual desde la psicología del trabajo y la educación se tiene tanto interés en sostener al trabajador y al estudiante de buen humor. Las emociones positivas gustan a la eficacia y la excelencia.

Más allá de que antes comentamos que lo adaptativo es la estabilidad entre conmuevas positivas y negativas, convirtiéndonos en personas adaptadas a nuestro contexto, sí que es verdad que se cree que la presencia y atracción de las emociones positivas es un buen indicio de salud. Las conmuevas positivas, cuanto más presentes estén en nuestras vidas, mejor salud mental vamos a gozar, siempre y cuando haya motivo para sentirlas.

Tener un estilo sensible positivo desempeña un papel fundamental nuestra salud. Esto lo tenemos la posibilidad de entender desde el lado contrario: la tristeza, la ansiedad y la desmotivación pueden hacer que la persona no se tome tan en serio su salud física, no haga deporte, no controle lo que come o tome riesgos nocivos para su integridad. En cambio, si está contenta y tiene ilusión por vivir puede tomar un método de vida beneficioso para la salud, manejar mejor las adversidades y cuidar cuerpo y mente.

Para finalizar mencionaremos las principales conmuevas positivas que podemos manifestar. Verdaderamente, la lista de conmuevas de este género puede hacerse tan extendida como se quiera, dependiendo del método que se use para estimar como un estado anímico una emoción genuina. Ahora veremos varias de ellas aparte de dar su definición:

1. Aceptación

La aceptación es la disponibilidad para aprobar una situación específica, no obsesionándonos con combatir contra ella.

2. Alegría

La alegría es el sentimiento que surge como el resultado de un buen estado anímico y que es desencadena otras emociones positivas.

3. Diversión

La diversión es esa emoción que aparece en el momento en que interpretamos como placentera y amena una acción o acontecimiento o, sencillamente, nos provoca bienestar.

4. Esperanza

La promesa es la sensación de que va a ocurrir aquello que queremos que suceda.

5. Ilusión

La ilusión es el hecho de estar muy emocionado por algo que sucederá más adelante.

6. Motivación

La motivación es la energía que nos estimula a hacer una acción ventajosa a corto o largo plazo.

7. Agradecimiento

El agradecimiento es el sentimiento de cree hacia otra persona con lo que ha hecho para nosotros, acción que nos gustaría devolverle.

8. Amor

El amor es el sentimiento de afecto hacia alguien. Puede ser clasificado en varios tipos, influidos por la cultura.

9. Felicidad

La alegría es la sensación de completa satisfacción.

10. Pasión

La pasión es un derivado del amor**, en especial relacionado con la vida sexual.**

Deja un comentario