una apuesta por la calma

En el acervo habitual, tener una actitud estoica es homónimo de afrontar las dificultades de la vida con entereza.

El estoicismo es una corriente filosófica compuesta de escritos y meditaciones, desarrollada por profesores helenos y romanos, y que ha servido de base para reflexiones, recomendaciones y razonamientos, eminentemente prácticos.

Además de esto, ha sido inspiración para las mucho más esenciales corrientes de pensamiento actuales y viejas, de esta forma como para las más modernas teorías sicológicas, e incluso ha influido en las considerables religiones monoteístas. Por ello, podríamos estimar que a pesar de ser una sabiduría milenaria, sus enseñanzas prosiguen vigentes hoy en dia.

Los fundamentos de la psicología estoica

Estos son los pilares de la psicología estoica.

1. Búsqueda de la tranquilidad mental

Hundirse en los escritos de enormes maestros de esta disciplina como Marco Aurelio el emperador pensador, Epicteto el esclavo o Séneca el cordobés. Es arrimarse a una práctica que pone en el centro la aptitud de cada individuo para gobernarse a sí misma.

En los libros de éstos y otros sabios de la antigüedad, podemos encontrar diferentes maneras de alcanzar lo que los helenos llamaron “Eudaimonia”. En el lenguaje actual lo traduciríamos como tranquilidad del alma, seguridad sensible o equilibrio mental.

2. Abajo los dogmatismos

Es imprescindible tener en consideración que estos autores escribieron sus proyectos hace mucho más de 2 mil años, con lo que muchas de sus sugerencias (como por poner un ejemplo la extirpación total de las pasiones) no tendrían sentido en el mundo de hoy.

Además, hay que comprender el contexto social e histórico en el que vivieron estos profesores donde la esclavitud estaba completamente normalizada y aceptada o el rol de la mujer era tremendamente secundario (aunque por desgracia, esto sigue estando vigente en la actualidad).

Pero el pensamiento estoico no es un dogma que haya que proseguir a rajatabla; en verdad, consideraban que no hay una sola manera de vivir la vida. En sus postulados, además de ser realmente tolerantes con otros modos de vida y por norma general con todos los integrantes de la sociedad, consideraban al ser humano esencialmente sociable, con la capacidad de razonar y de llegar a acuerdos.

3. Caja de herramientas sicológicas

Esta filosofía nos dota el día de hoy de una serie de valiosísimas herramientas psicológicas, eminentemente prácticas, simples de comprender y muy recientes, que cada quien puede utilizar como mejor le convenga. Sirvan como ejemplo los fáciles y útiles consejos que podemos encontrar en el famoso libro “el Enquiridion” de Epicteto.

Examinar nuestras impresiones, pensar sobre la fugacidad de las cosas, llevar a cabo una pausa y respirar hondo, hablar poco y de manera adecuada, elegir bien la compañía, contestar a los insultos con humor, no charlar demasiado de nosotros, no evaluar a nadie, reflexionar sobre nuestro día, etcétera.

¿De qué manera vivir mejor?

Realizando un ejercicio de síntesis, tenemos la posibilidad de comprender 4 primordiales virtudes estoicas. Éstas, son un fantástico y sencillo compendio de reacciones frente a la vida que nos pueden contribuir a entender mejor el mundo y de paso, a tener una vida más plena.

1. Cultivar la sabiduría como práctica

La curiosidad, el estudio y el aprendizaje como actitud escencial y modo de entender el planeta que nos rodea.

2. No asumir que se vive en una catástrofe

El valor para combatir los avatares de la vida como acontecimientos puros y no como tragedias.

3. Practicar la justicia con la gente que nos cubren

Como dijo Marco Aurelio, “lo que no le es conveniente al panal, no le es conveniente a la abeja”.

4. Procurar potenciar la templanza

Es esencial tener templanza ante ciertas pasiones como la furia, tal como ante los sucesos negativos, como pueda ser el fallecimiento de un individuo cercano o la patología propia.

Principios estoicos

Al fin y al cabo, aconsejamos la lectura de estos maestros, ya que suponen un genuino goce para los sentidos, dada la hermosura y profundidad de sus expresiones. Tres son los principios fundamentales de este enfoque escencial.

1. La virtud es el mayor de los bienes y todo lo demás es indiferente

La búsqueda del bien para sí mismo y para la raza humana es la máxima de todo humano. El resto es superfluo.

2. Sigue a la naturaleza

Cada ser tiene algo que le resulta especial y en él mismo está lo que debe seguir. De esta forma para un río su ser es fluir hasta desembocar en el mar, en la situacion de las personas proseguir a la razón y realizar el bien, es el fin de toda actividad.

Luis Rodriguez Psicólogo

3. Dicotomía del control

Algo tan simple y a la vez terapéutico como comprender que hay cosas que no controlamos y otras cosas que sí dependen de nosotros. Por lo tanto, hay que esforzarse en cultivar lo que realmente podemos supervisar (sentimientos, pasiones, acciones) y admitir como una parte del fluir natural de la vida lo que no administramos (enfermedades, accidentes, fallecimientos).

Deja un comentario