Volvimos a ver el último informe mundial sobre el Alzheimer

La federación mundial de asociaciones de familiares y personas con Alzheimer, Alzheimer’s Disease International (ADI), publica regularmente un informe sobre el estado de hoy de la investigación de la demencia y el Alzheimer. En el presente artículo, volvimos a ver los datos recogidos en el World Alzheimer Report 2018, que ofrecen una visión única sobre la llegada y el estado actual de la investigación en esta enfermedad.

Cada 3 segundos se diagnostica un caso de demencia

El nuevo informe estima que en la actualidad en el planeta hay 50 millones de personas con demencia, una cifra semejante a toda la población española o a los pobladores Colombia. 2 de cada tres de estas situaciones están ocasionados por el Alzheimer, en el que la demencia representa el estadio final de la patología.

Como el principal factor de riesgo de la patología de Alzheimer es la edad, su avance es imparable, puesto que la población mundial está envejeciendo y todavía no tenemos ningún fármaco que retrase, cure o prevenga la demencia.

El informe alerta que cada 3 segundos se diagnostica un nuevo caso de demencia en el planeta, y que en el 2050 la cifra podría triplicarse hasta alcanzar los 152 miles de individuos perjudicadas, un número similar a toda la población de países como Rusia o Bangladesh.

El impacto de la demencia

El informe apunta que la demencia forma una de las mayores crisis de salud global y sociales del siglo XXI, y representa la 7ª causa primordial de muerte en el planeta.  En lo que se refiere a su coste económico, ADI calcula que su coste global es superior a los 867mil millones de euros por año, y estima que será el doble en el 2030.

Más allá de su enorme impacto tanto económicamente como social, la investigación en demencia no recibe la financiación precisa. En forma de ejemplo, por cada publicación científica en la que se revelan resultados de investigación relacionados con patologías neurodegenerativas, se publican 12 artículos científicos sobre cáncer.

Frente este panorama, la federación mundial de asociaciones de familiares y personas con Alzheimer propone que el 1% del coste social de la demencia debería ocuparse a la investigación en prevención y reducción del peligro, ciencia básica, mejoras en los cuidados, avance de medicamentos y salud pública.

Por otra parte, como apunte positivo, destaca que en los últimos tiempos se están produciendo avances destacados, con medidas como la declaración de la demencia como prioridad de salud pública por parte de la Organización Mundial de la Salud, la cima del G8 del 2013 encargada de la demencia o la adopción de proyectos nacionales de demencia en mucho más de 30 países.

Estado actual de la investigación

Desde el 1998, la industria farmacéutica y la red social científica han probado cerca de cien fármacos para la demencia, pero solo cuatro han sido autorizados para empleo. En estos cuatro casos, hablamos de fármacos que sirven para tratar ciertos de sus síntomas, pero que en ningún caso logran frenar o detener la patología.

No obstante, tal y como el informe destaca, en los últimos tiempos la investigación en medicamentos ha dado un vuelco gracias a los avances en el campo de los biomarcadores. En el caso del Alzheimer, hay diversos biomarcadores, como la acumulación de proteína amiloide en el cerebro u rollos de TAU, que tienen la posibilidad de producirse hasta 20 años antes de la manifestación de los síntomas clínicos, en la famosa como fase preclínica de la patología de Alzheimer.

El Programa de Prevención del Alzheimer del centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, el Barcelonaβeta Brain Research Center (BBRC), está especializado precisamente en el estudio de la etapa preclínica de la patología, desde una perspectiva clínica, cognitiva, genética y de marcadores biológicos y de neuroimagen. En este programa se realizan diversos proyectos de investigación, como el Estudio Alfa + para la identificación precoz de biomarcadores de la patología de Alzheimer. Los investigadores del BBRC también participan activamente en ideas de todo el mundo mencionadas en el World Alzheimer Report 2018, como EPAD, Tribeka y World Wide Fingers.

La solución, según ADI

Para Paola Barbarino, CEO de ADI, “la solución a la demencia no tiene que venir solo por la vía científica. La demencia es complicada y la solución necesita ser también política y social y económica”.

Puedes consultar el informe completo en este enlace.

 

Deja un comentario